• Actualidad Nacional
  • 07 de Mar, 2019

Opinión: Sports Unlimited, por Jaume Ferrer

De un tiempo a esta parte, y de vuelta de las ferias internacionales y de las convenciones nacionales de los grupos, cada vez estoy más convencido de que nuestro sector anda necesitado de una gran feria nacional. El modelo ni siquiera hay que inventarlo, pues tenemos muy buenos ejemplos en países vecinos como Francia, donde, desde hace unos años, el sector se agrupa cada temporada alrededor de una feria profesional (campaña de invierno y verano) bajo el rótulo de SportAchat. Es importante tener muy en cuenta que una de las primeras premisas sobre las que se debería trabajar, al igual que SportAchat, es que las grandes marcas no son imprescindibles ni siquiera necesarias para el éxito del encuentro. En su día fueron determinantes para que algunos grandes salones bajaran la persiana, pero más allá de que las cosas han cambiado sustancialmente desde entonces, en el presente, además de la feria francesa, hay varios ejemplos que constatan que hay vida más allá de las Top 5. El sector cuenta con más de 3.000 marcas y es un sinsentido que la viabilidad de una feria, de un grupo de compras, de una cadena o de una tienda tenga que depender sólo de 3 ó 4 marcas líderes. Marcas que, además, están volcando todos sus esfuerzos en potenciar sus propios canales de venta (off y online), reduciendo drásticamente su lista de clientes para acabar integrándose verticalmente.

En los últimos años hemos podido comprobar la buena aceptación que han tenido las ferias del deporte impulsadas, en determinadas zonas, por los propios representantes. Son encuentros muy locales, pero desde su puesta en marcha han sido capaces de reunir a muchas marcas y detallistas. Y lo han hecho, además, con un modelo claramente enfocado a la compra.

Teniendo en cuenta esto, y puesto que cada vez se hace más necesaria la concentración de grupos, una gran feria nacional también podría ser una perfecta alternativa para “concentrar” todas las jornadas de compra de los grupos. La recién celebrada convención del G5 ha constatado las ventajas que conlleva celebrar conjuntamente dichas jornadas, tanto para marcas como para tiendas. La apretada agenda de convenciones en un sinsentido para las marcas, por tiempo y por dinero, y una alternativa donde pudieran mostrar sus colecciones a todos sus clientes, sean del grupo que sean, seguro que sería muy bien recibida por el sector. El modelo habría que perfi larlo muy bien, pero más allá de apostar por un formato low cost donde se prime el trabajo, también sería muy importante enseñar al sector las infi nitas posibilidades de diferenciación que tiene a su alcance: en oferta, en oportunidades, en servicios, en tecnología… y en marcas.

Compras aparte, un encuentro de estas características debería ser clave para la distribución, tanto sean cadenas como comercios asociados a grupos. Es tomar el pulso del mercado y tener una visión global del sector. Una visión que cada vez tienen menos detallistas. Basta con ver cuantos de ellos visitan las grandes ferias internacionales. La presencia de tiendas nacionales en ISPO, OutDoor o FIBO, por poner algunos ejemplos, es testimonial y se limita a las grandes cadenas y a unos pocos especialistas independientes. El resto, detrás del mostrador, sin una idea más o menos clara de cómo va el sector y sin poder darse cuenta de que hay vida más allá de unas pocas marcas. A algunos ya les va bien haberse convertido en franquiciados, pero a la larga este acomodamiento les pasará factura.

El dilema está ahora en saber quién se atreve o quién debería impulsar un encuentro de estas características. Un buen “mecenas” sería la patronal de los fabricantes y distribuidores. AFYDAD ha hecho un gran trabajo llevando a marcas a ferias extranjeras, pero quizás sería hora de que trabajase, también, para consolidar un encuentro a nivel nacional. No es ni será fácil, sobre todo teniendo en cuenta precedentes ya lejanos como fue el pionero Sports Unlimited, pero estoy convencido de que el momento, ahora, es mucho más propicio y necesario.

Si quieres compartir...