• Actualidad Nacional
  • 19 de Feb, 2019

Asics cierra un mal 2018 con pérdidas de 162 millones

Asics cierra su ejercicio 2018 con mal sabor de boca. La compañía nipona ha anunciado pérdidas por valor de 162 millones de euros tras sufrir un retroceso en sus ventas del 3,5%, hasta los 3.087 millones de euros. Para volver a la senda del crecimiento, la marca llevará a cabo una restructuración tanto a nivel de producto como de negocio.

Pese a que las ventas de calzado se han mantenido estables, sobre todo las vinculadas a la categoría running, la marca japonesa no ha remontado el vuelo en ningún mercado, ni siquiera en el suyo propio: en Japón vendió un 31.4% menos, con una facturación de 32 millones de euros. En el Sudeste Asiático, Asia Meridional y Oceanía y Asia central las ventas cayeron un 1,8%, mientras que en Norteamérica y Latinoamérica sus ingresos cayeron un 15%, hasta los 721 millones de euros. Donde más leve fue la caía fue en Europa, con un retroceso del 0,6% y 844 millones de euros facturados. Pese a esta estabilidad en las ventas en el Viejo Continente, el beneficio se desplomó un 35,8%.

Para revertir estas pérdidas y recuperar la tendencia al alza, la compañía ha anunciado una reestructuración comercial que implicará una reagrupación de categorías y, también ha impulsado un nuevo plan estratégico de márketing para relanzar la marca en mercados estratégicos como Japón, China o Norteamerica. En esta nueva estrategia el running jugará un papel clave

Si quieres compartir...