• Actualidad Nacional
  • 18 de Feb, 2019

Decathlon frena su crecimiento en 2018

La cadena gala Decathlon acaba de publicar sus principales cifras de 2018. A falta de conocer más pistas sobre sus resultados por países, una de las principales conclusiones que pueden sacarse de los datos publicados es que el crecimiento de los últimos años se ha visto ligeramente frenado. Y ha sido así, en gran parte, por cómo ha evolucionado la compañía en algunos de sus mercados principales, especialmente Francia.

Decathlon cerró 2018 con presencia en 51 países -a través de 1511 tiendas- y con una cifra de negocio de 11,3 mil millones euros (libres de impuestos), lo que representa un 5% más que en 2017. A priori, los resultados son buenos, pero el crecimiento ha sido inferior al logrado en los pasados cuatro ejercicios, cuando la cadena creció por encima del 10%.

El por qué de este leve retroceso (que también se refleja en los beneficios netos, que caen un 19%, pasando de los 610 millones de 2017 a los 497 de este pasado 2018) hay que buscarlo, sobre todo, en los resultados que la compañía ha obtenido en su principal mercado, Francia: en su país de origen, donde cuenta con 315 tiendas, Decathlon ha retrocedido un 5%, hasta los 3,14 mil millones.

Decathlon cerró 2018 con presencia en 51 países -a través de 1511 tiendas- y con una cifra de negocio de 11,3 mil millones euros, lo que representa un 5% más que en 2017

Aunque todavía no han trascendido las cifras de otros mercados a parte del francés, este decrecimiento también podría haberse dado en otros países estratégicos como España, China o Italia. Y eso, teniendo en cuenta que estos tres mercados, junto a Francia, suman el 70% de las ventas, explicaría porque Decathlon ha visto ligeramente frenada su progresión.

Pero más allá de los retrocesos que haya experimentado en determinados mercados, en este pasado 2018 la cadena ha ganado presencia a nivel mundial, creciendo en mercados donde su desembarco es relativamente reciente y entrando en 12 nuevos países: Canadá, Chile, Austria, Lituania, Grecia, Egipto, Senegal, la República Democrática del Congo, Kenya, Sri Lanka, Camboya y Corea del sur. Esta expansión internacional ha sido clave, precisamente, para equilibrar las pérdidas que la compañía ha sufrido en otros mercados.

Es difícil, con los pocos datos que da Decathlon -al menos por ahora- intentar buscar los motivos que explicarían este leve freno en la progresión que llevaba Decathlon en los últimos años. Hay quien apunta, sobre todo pensando en Francia, a los malos resultados logrados durante el Mundial o a la caída general de las ventas que conllevaron las protestas de los llamados “Gilletes Jaunes”. Son suposiciones. Como también lo son, aquellas teorías -bastante extendidas entre los expertos- que entienden este retroceso como una consecuencia directa de la nueva estrategia de la cadena gala de reforzar sus marcas propias en detrimento de las grandes marcas internacionales.

Si quieres compartir...