• Performance
  • 05 de Feb, 2019

Las primeras capas de Icebreaker, un must para este invierno

Después de las últimas nevadas y ahora que parece que el frío ha llegado y que está para quedarse, Icebreaker dispone de todo tipo de prendas para combatir las bajas temperaturas al practicar deporte.

Icebreaker es una marca pionera en el sector merino, con orígenes en Nueva Zelanda. Destacan sus productos de lana, que aprovechan el efecto regulador de temperatura del merino. Para las actividades outdoor como el esquí, sea alpino, nórdico o de montaña, la fibra de alto rendimiento natural multi-capa es perfecta para la práctica de la actividad, o de cualquier, al aire libre. La resistencia y la alta calidad de las telas hacen que las prendas sean perfectas, además de cómodas e inodoras.

Centrándonos en un modelo en concreto y uno de los productos estrella de la marca es la primera capa 150 Zone. Se trata de una camiseta de manga larga de 2 gramajes, uno de 150 y otro de 120. Es el modelo más ligero, con manga raglan para mayor movilidad y disponible en diferentes colores. La camiseta está compuesta de 85% de lana merino, 14% de nylon y un 1% de lycra, para adaptarse al cuerpo. Ajustada, para su perfecto confort durante todo el día, al estar en contacto directo con la piel. Para facilitar la ventilación y transpirabilidad, lleva partes de malla de merino y costuras en diagonal y planas para evitar el roce y la irritación de la piel.

Otro modelo de primera capa es el 200 Oasis. La diferencia con el 150 Zone es que tiene un solo gramaje de 150, por tanto, es un poco más gruesa. Ambos modelos están disponibles tanto para hombre como para mujer, adaptando las formas de las prendas.

Asimismo, prenda perfecta como primera capa, cómoda, permite una perfecta movilidad y que mantiene la temperatura corporal gracias a la lana merino. Ideal para realizar actividades al exterior como running, bicicleta o esquí.

Si quieres compartir...