• Actualidad Nacional
  • 31 de Ene, 2019

Los descuentos permanentes acaban con las rebajas

Los descuentos y las promociones permanentes están acabando con las rebajas y la campaña de Navidad, experimentando en diciembre de 2018 un crecimiento interanual plano. Los datos que maneja la Confederación Española de Comercio (CEC) muestran como también el Black Friday impulsó las ventas en noviembre, reduciendo aún más el consumo durante las fiestas navidades, un mes tradicional de compra que cada vez ve más lejos los datos de 2017, cuando se creció un 1,5%.

El presidente de CEC, Manuel García-Izquierdo considera que “estos resultados, lejos de ser algo aislado, se han convertido ya en una tendencia muy preocupante y confirman que las promociones permanentes están acabando con la campaña de Navidad, como ya lo hicieron con las rebajas” Ahora el consumo se reparte a lo largo de todo el año, añade el presidente, quien lamenta que si un comercio “ha tenido un mal año, no podrá remontar en las campañas de Navidad y Reyes”.

No solo afecta al comercio minorista, el resto -salvo un leve crecimiento de las grandes cadenas- también han experimentado caídas en sus ventas de diciembre, lo que justifica el impacto de los descuentos, que afectan a todos los niveles. Además, hay una ralentización del consumo en la sociedad, debido principalmente a la incertidumbre política y económica. “El sector necesita una reactivación del consumo, por lo que pedimos a nuestras administraciones compromiso y responsabilidad en el mantenimiento de un sector que es clave para la economía española”, explicó el presidente de la CEC.

2018, mal año para las pymes
Las malas noticias no vienen solas para el comercio minorista español. Según el Índice del Comercio Minorista, elaborado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), las pequeñas y medianas empresas cerraron el año con tasas negativas (-0,7%), frente al crecimiento de las grandes cadenas (+2,4%) y grandes superficies (+0,4%). Cabe destacar, como nota positiva, un leve incremento en el sector durante 2018, frente al 3,5% de 2017.

“Esto demuestra que otros formatos pueden reducir sus márgenes y aun así, seguir teniendo buenos resultados, pero para los comercios de proximidad esta nueva dinámica de promociones constantes en la que hemos entrado supone un golpe del que muchos no se podrán recuperar”, explica García-Izquierdo.

El cierre de establecimientos es mayor entre las pymes, registrándose a cierre del año pasado 6.998 empresas menos que en 2017 –este resultado es el balance entre aperturas y cierres de negocio-. Además, los negocios sin asalariados son los que más están notando la situación, con una pérdida de 10.000 empresas. En cuanto al empleo, 2018 deja una pequeña subida del 1% en el conjunto de sector.

fuente: distribucionactualidad.com

Si quieres compartir...