• Actualidad Nacional
  • 16 de Ene, 2019

Base Detall Sport apuesta por la excelencia para superar los 70 millones en 2019

La ambición sigue siendo una de las armas más potentes de Base Detall Sport. Ambición y estrategia. El claim de la convención invernal de este año, “Excelencia”, es una declaración de intenciones en toda regla. Hay que seguir mejorando para seguir creciendo. Si 2018 se cerró con una facturación de 65.5 millones, apenas 0,7% más que en 2017 (65), el objetivo para este 2019 es, como decíamos, ambicioso: superar los 70 millones. La central cuenta actualmente con 91 socios (4 menos que en 2017) que suman 325 puntos de venta (312 Base y 13 Wanna Sneakers).

La estrategia está clara: excelencia. En todos los niveles. En todas las áreas de negocio. Desde la tienda hasta el almacén pasando por el control de stock o la negociación de márgenes. Todo o nada. “El mercado avanza a una velocidad bestial que nunca se había visto antes y si no eres capaz de adaptarte a estos cambios y de dar respuesta a tus clientes y al consumidor, tienes los días contados”, explica Álex Cucurull, director general de la Central, quien, preguntado sobre el retroceso en el número de socios, se mostraba tajante: “Quizás seamos menos, pero somos mejores”. Darwinismo puro… e imprescindible en un entorno tan competitivo como el actual.

Y en esa lucha por la supervivencia, Base tiene muy clara una cosa: la calidad es mucho más importante que la cantidad. No hay que sumar socios, hay que sumar socios de calidad. Y allí están Blanes o Sevilla para constatarlo. Los que se quedan en el camino, explica Cucurull, “es porque se han jubilado, han cerrado o, simplemente, no se ajustan a las exigencias que tenemos, en calidad, desde la central”.

“El mercado avanza a una velocidad bestial que nunca se había visto antes y si no eres capaz de adaptarte a estos cambios y de dar respuesta a tus clientes y al consumidor, tienes los días contados”, explica Álex Cucurull.

Para 2019 el objetivo, más allá de, como hemos explicado, alcanzar los 70 millones de euros, pasa por reforzar esta calidad de asociados, “sin marcarse metas de cantidad si no, consiguiendo, que más detallistas de calidad se unan a nuestro proyecto”. “Somos la central -explica Cucurull- que más está apostando por la concentración y quienes más contactos hemos establecido, y establecemos, con potenciales socios. Nos esforzamos mucho en crear un entorno cualitativo para ganar asociados de calidad. Peticiones tenemos muchas, pero más del 80% se descartan, precisamente, porque no cumplen esos criterios de calidad que buscamos”, concluye el director general de la central.

El entorno es complejo. Mantenerse (que es lo que lleva haciendo la central en los últimos años) es ya de por sí un logro, pero aún así, hay que intentar seguir creciendo. Y para conseguirlo solo cabe adaptarse a ese entrono y dar respuesta a las necesidades de quien, al fin y al cabo, manda: el consumidor.

"Somos la central -explica Cucurull- que más está apostando por la concentración y quienes más contactos hemos establecido, y establecemos, con potenciales socios"

EL ECOMMERCE, PRIORIDAD
El contexto condiciona estrategias, obviamente. Y la fuerza que está adquiriendo el online obliga a todo el mundo a apostar por este canal. Base lleva años poniéndose como uno de sus objetivos prioritarios potenciar su plataforma de ecommerce. Para dar servicio a los socios y, sobre todo, para dar respuesta al consumidor. Ahora, tras tres años de funcionamiento, la web se ha rediseñado para maximizar su usabilidad. Y su rentabilidad, claro.

Bajo el mando de Enric Verdaguer, se apuesta por una página más clara, mejor estructurada y más funcional. Una página 3.0 que sea un escaparate de la “marca” Base. El coste de este nuevo proyecto no ha trascendido, ni tampoco la facturación que este 2018 ha logrado la plataforma de venta online, pero Base tiene claras dos cosas: es un servicio al que no se puede renunciar y a corto y medio plazo tiene que ser una parte importante del negocio de la central (y sus socios). ¿El precio a pagar? Probablemente por ahora sume pérdidas. La respuesta de Cucurull es muy “políticamente correcta”: “Por ahora se cumplen objetivos”. Sin cifras, sin explicar cuáles son esos objetivos.

Pero aun habiendo pérdidas, que las habrá, ese es un peaje que por ahora tienen muy claro que hay que pagar. Sobre su rentabilidad futura o no pueden hacerse muchas especulaciones, pero sería poco comprensible, a estas alturas, que una central como Base no apostase por la omnicanlidad como pieza clave en su estrategia. Y tampoco sería muy adecuado, como señala el propio Cucurull, “entrar en una guerra de precios con otros competidores solo para ganar facturación. Ni en la web ni en las tiendas físicas podemos permitirnos ser unos Price Killers. Por ADN y por respeto a nuestros socios y a las marcas siempre vamos a aplicar con mucho rigor la política de descuentos

CONVENCIÓN CON AUGE CONTENIDO

La convención, que cerró el pasado martes, ha registrado una afluencia del 85% de los socios de la central (que representan el 95% de la facturación) y, según el máximo responsable de Base, se habría saldado con un ligero crecimiento, de un solo dígito y con el textil ganando protagonismo respecto a anteriores convenciones. El textil y, también, la verticalización: según el máximo responsable de la central actualmente “entre el 60% y el 70% son verticalizadas “lo que no equivale a obligatorias”, matiza. Y matiza, también, que los socios están “muy satisfechos" con esta estrategia.
 

Si quieres compartir...