• Actualidad Nacional
  • 03 de Ene, 2019

Opinión: Pensar en grande, por Jaume Ferrer

2018 llega a su fin y es un buen momento para hacer balance de cómo hemos visto este año. Con los datos que maneja Sport Panel, y a falta de tener en cuenta la campaña navideña podemos señalar que, un año más, el sector habrá crecido. Y lo ha hará seguramente por encima del 5%.

Este año que dejamos atrás ha sido un año extraño. Un año que comenzó bastante mal, con unas rebajas de invierno muy flojas, con modalidades muy dinámicas que se frenaban en seco (especialmente el running y el bike) y con uno de los grandes motores del deporte, el calzado, perdiendo fuerza por primera vez en muchos años (en unidades). Afortunadamente, la moda más lifestyle de las marcas ha ido equilibrando la parte más técnica, que ya no da más de sí. En textil y, sobre todo, en calzado.

2018 ha sido un año donde las grandes se han hecho más grandes. Decathlon sigue expandiéndose y, sobre todo, quien ha ganado músculo es el grupo JD, con una fuerte expansión en todas sus cadenas y con Sprinter absorbiendo definitivamente Sport Zone. Por si fuera poco, varios rumores -de confianza- apuntan a que el gran grupo británico le ha puesto el ojo a otra de las grandes cadenas nacionales y que estaría ultimando una oferta para absorberla. Los primeros meses de 2019 se presentan bastante entretenidos.

También ha sido extraña la deriva que han tomado muchos especialistas, que poco a poco pierden la fuerza que tuvieron en plena crisis. Salvo algunas excepciones, se han limitado a especializarse en modalidades, no en oferta, y al final las diferencias que tienen con las grandes cadenas son muy pocas. La brecha que hace algunos meses algunos había entre especialistas y grandes multideporte se ha quedado en nada y, hoy por hoy, el paso que han dado muchas cadenas hacia la multiespecialización está provocando un fuerte tsunami entre las especialistas, sobre todo en segmentos como el running.
En cuanto a los grupos, 2018 ha sido un año de muchos movimientos. De muchas negociaciones para ganar músculo.

2018 ha sido un año de muchos movimientos. Las grandes cadenas han seguido con su expansión y los grupos han tenido que mover ficha para poder ganar músculo

Algunos han absorbido a cadenas medianas y otros han preferido sumar fuerzas con otros grupos pero, al final, el objetivo que persiguen es el mismo: estar en la lista VIP de las grandes marcas. Marcas que, siguiendo el rol de las dos grandes, están sacando progresivamente sus líneas de moda del canal deporte, obligando a muchos operadores a buscar nuevas vías de negocio para poder seguir trabajando con sus líneas sportwear, sobre todo de calzado. Esto explicaría, en parte, el gran boom de nuevas tiendas de concepto sneakers y la apuesta tan fuerte que han hecho por esta categoría, precisamente, algunos grupos, ávidos de impulsar nuevas enseñas, más cercanas a la moda, para combatir la madurez del universo atlético, muy marcado por el poder de Decathlon… y por las nuevas estrategias de segmentación de las marcas.

2019, arranca con muchas incertidumbres. No tanto por el comportamiento global del sector, que seguirá fuerte por la expansión de las grandes cadenas, sino más bien, por cómo se adaptará cada modelo de negocio a un mercado cada vez más concentrado entre los grandes operadores off y online… y también, muy marcado por la tiranía omnicanal de las grandes marcas.

El sector ya no es cosa de pequeños.

Si quieres compartir...