• Opinión
  • 13 de Dic, 2018

Opinión: Hay vida sin las grandes marcas, por Jaume Ferrer

Hacerse más grande, más fuerte. Crecer a base de nuevos socios para obtener mayor poder de compra. Esta es la necesidad imperiosa de todos los grupos de compra. Las grandes marcas ya han impuesto sus líneas estratégicas y dejan bastante claro cuál es el perfi l de tienda -y de grupos- con los que van a trabajar a medio plazo. Lo harán, únicamente, con lo que ellos consideren grandes cuentas. Por volumen o por especialidad. Y eso excluye, obviamente, a muchos de sus clientes actuales y también, de momento, a los pequeños y medianos grupos de compra.

Esta nueva fórmula, que imponen las grandes pero que seguirán muchas otras enseñas, es una de las razones que han llevado a muchos operadores a plantearse soluciones inmediatas para ganar peso. A excepción de El Corte Ingles, de las grandes cadenas internacionales y de un par de cadenas nacionales como Sprinter y Forum (que no paran de crecer por expansión), también ocurre lo mismo con los grupos nacionales considerados más grandes: luchan para ganar asociados, sobre todo integrando pequeñas y medianas cadenas que se ven fuera de la lista VIP de las grandes. La incorporación de Deportes Blanes o Deportes Sevilla a Base es, seguramente, el ejemplo más claro de todo ello.

Los grupos luchan para ganar asociados, sobre todo integrando pequeñas y medianas cadenas que se ven fuera de la lista VIP de las grandes marcas.

Otro buen ejemplo de esta creciente necesidad de concentración que piden las marcas es el recién creado G5. Después de meses de trabajo de preparación, se ha hecho ofi cial la colaboración entre los grupos Coas Sport, Giro 180, Grupo Cronos, Grupo Quorum y Tiendas Deportivas Canarias. El objetivo es más que evidente: colaborar en el ámbito comercial, de servicios y, sobre todo, de compras. Concentrarse para ganar peso y, obviamente, poder de compra.

Es evidente que las razones de esta importante unión van mucho más allá de ser fuertes para estar en la lista de clientes potenciales de las grandes marcas, y también tiene mucho que ver el ahorro de costes o la mejora en determinados servicios, pero es obvio que, a más fuerza, más poder de negociación. En todos los sentidos. Y el nuevo G5, con más de 400 tiendas, es desde hoy el grupo con más asociados de nuestro mercado, por delante de los grupos mejor posicionados Twinner, Intersport, Base o Atmosfera.

Tener muchas tiendas asociadas ayuda, pero no garantiza nada. Y menos en plena fi ebre de la omnicanalidad. Ayuda en el volumen y en los márgenes, claro está, pero otro tema es si Nike, adidas, Under Armour, The North Face y compañía, a la hora de elaborar su temida lista, van a poner más condiciones que las propias del volumen. Y ya han anunciado que así será. La estrategia de las grandes marcas es la omnicanalidad y, sobre todo, integrarse verticalmente al máximo… y en el menor tiempo posible. Para la mayoría del retail es hora de ir pensando en marcas alternativas.

¡Después de las grandes también hay vida!

Si quieres compartir...