• Actualidad Internacional
  • 25 de Nov, 2018

Fabien Derville, nuevo presidente de Decathlon

Apenas tres meses después de que las disputas entre la familia Leclerq y la familia Mulliez por la estrategia que debía seguir la cadena gala Decathlon con las marcas se cerrara con la dimisión de su presidente, Matthieu Leclercq, Decathlon ha nombrado nuevo presidente.

La compañía gala ha decidido nombrar a Fabien Derville nuevo presidente del consejo de administración. Derville, hijo de Eric Derville, fundador de la cadena de talleres mecánicos Norauto, y ha desarrollado su carrera profesional al frente de importantes grupos de distribución, como Leroy Merlin, Norauto y la propia Decathlon, ya que había formado parte del consejo de administración bajo la presidencia de Michel Leclercq, fundador de Decathlon.  

Dos clanes, dos puntos de vista

Matthieu Leclercq, presidente del consejo de vigilancia del grupo desde 2012 e hijo del fundador de la cadena, dimitió a finales de junio de todas sus funciones disconforme con la decisión de la compañía de renunciar -más pronto que tarde- a la venta de grandes marcas internacionales para centrarse en sus marcas porpias.

La decisión de apartar definitivamente del lineal marcas ajenas al Grupo la tomarón los accionistas mayoritarios de Decathlon, la familia Mulliez (propietaria del 45,5% del capital, frente al 44,5% que posee la familia Leclercq), empeñados desde hace tiempo en enfocar la estrategia del grupo en las enseñas propias, como Kalenji, BTWIN, Kipsta, Quechua o Tribord.

La familia Mulliez (propietaria del 45,5% del capital, frente al 44,5% que posee la familia Leclercq), está empeñada desde hace tiempo en enfocar la estrategia del grupo en las enseñas propias, como Kalenji, BTWIN, Kipsta, Quechua o Tribord"

Ya hace muchos años que Decathlon ha ido incrementando el protagonismo de sus marcas propias frente a las grandes marcas internacionales. Un margen más amplio y un mayor reconocimiento de sus marcas propias, especialmente en un mercado como el francés, que representa una tercera parte de las ventas, han sido los principales motivos que han llevado a la cadena a potenciar sus marcas en detrimento de las grandes multinacionales del deporte. Leclercq era partidario de mantener la apuesta por algunas de estas marcas por considerar que "renunciar a ellas supondría un descenso importante de las ventas", sobre todo si estas marcas se apartan del lineal con la rapidez que pretende la familia Mulliez.

Si quieres compartir...