• Actualidad Nacional
  • 19 de Sep, 2018

Castilla y León sugiere cobrar por usar el probador para reducir la venta online

Los comercios de Castilla y León podrían comenzar a cobrar por permitir que sus clientes se prueben la ropa en venta. Según informa 20 Minutos Maria del Pilar del Olmo, consejera de Economía y Hacienda de esta comunidad autónoma, sugirió la idea para evitar que los clientes acaben comprando la prenda online.

La consejera regional ha propuesto en la Conferencia Sectorial de Comercio celebrada ayer martes "cobrar por probarse [ropa] en las tiendas" ya que "si no, la gente lo compra después en las grandes compañías que venden en internet".

Además, los consejeros autonómicos acordaron con Reyes Maroto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, la creación del Observatorio de Comercio 4.0 con el fin de reducir los riesgos del la transformación digital del comercio en España.

Del Olmo ha matizado que el proyecto es una propuesta que habría que repensar y debatir en las mesas de trabajos fijadas en la conferencia. También ha dicho que la idea es "simplemente un ejemplo" para favorecer la transformación de los hábitos de consumo habituales.

"Es una seña de identidad de España la existencia del comercio en las ciudades, en los centros urbanos y también, por supuesto, en los pueblos, y la única manera de que perviva es buscar ideas innovadoras que no quiere decir que sea esa [cobrar por probarse ropa]. Eso lo he puesto de ejemplo", subrayó Del Olmo.

Para la consejera de Economía y Hacienda hay que emplear "ideas innovadoras", "motivadoras" y "revolucionarias" para aupar el trabajo de los pequeños comercios frente a las grandes multinacionales que funcionan vía internet.

Aunque la propuesta es arriesgada, más de un detallista la vera con muy buenos ojos. Otros no tanto. La Agrupación Vallisoletana de Comercio, por ejemplo, considera “desafortunado” el comentario. En la Federación de Comercio y Servicios de Valladolid y Provincia añade que con esta “innovación, parece que no vamos a captar clientes”.

Más allá, la Unión de Consumidores de Castilla y León duda acerca de su legalidad al límite de quién y cómo quién va a controlar si, una vez dentro del probador, el cliente efectivamente se ha probado una prenda de ropa”. Como “patochada” califica la idea, el vicepresidente de la Federación de Comerciantes de Soria (FecSoria), “totalmente contraproducente”, si se ponen más pegas a los clientes “todavía van a comprar más on-line”.

fuente: publico.es

Si quieres compartir...