• Opinión
  • 22 de Nov, 2017

Opinión: Después de 7 años..., por Andrés de la Dehesa

En octubre de 2010, en esta misma sección  del número 181 de Tradesport, publiqué el siguiente artículo. Por su vigencia, creo que es un buen momento para reproducirlo.“Apple es una empresa que mueve más de 30.000 millones de dólares y tenemos menos de 30 productos principales. Creo que es la primera vez que se ha hecho algo así”. Steve Jobs, 2008.

He podido leer un interesante artículo en el Blog Yorokobu (Take a walk on the brand side) sobre un pequeño extracto que Fast Company ha publicado del nuevo libro de Carmine Gallo sobre los secretos de innovación de Steve Jobs.

De todos es bien sabido que nuestros surtidos son de todo menos escuetos; que las marcas cada temporada nos “avasallan” con muestrarios interminables, que hasta después de bastantes jornadas de ventas de los representantes no empiezan a centrarse. Me gustaría saber la cifra de millones de euros que invierten las marcas del sector en muestrarios temporada tras temporada, año tras año. Precisamente uno de los secretos de Jobs es la importancia de la concisión y la selección para sólo quedarte con lo mejor. Las cifras de Apple hablan por sí solas.

Voy a reproducir aquí el extracto tal cual ha sido publicado:

El 21 de abril de 2010, el presidente y CEO de Nike, Mark Parker, dio una conferencia en Innovation Uncensored, organizada por Fast Company. Parker contó una anécdota sobre una llamada que recibió de Steve Jobs, poco tiempo después de convertirse en CEO de la compañía.

“¿Tienes algún consejo?”, Parker preguntó a Jobs. “Bueno una cosa solo”, le respondió Jobs. “Nike hace algunos de los mejores productos del mundo. Productos deseables. Productos bellos e increíbles. Pero también hacéis mucha mierda. Deshazte de la mierda y céntrate en lo bueno”.

“Me esperaba una pequeña pausa y unas risas -explicaba Parker-. Hubo una pausa pero nada de risas. Tenía toda la razón. Teníamos que editar”. Parker utilizó la palabra editar no desde el punto de vista del diseño sino en el contexto de tomar decisiones de negocio.

Hay que ser valiente como Jobs para centrar la estrategia de marketing en la especialización. El enfoque de Apple en poner todos los recursos en productos que funcionen de maravilla es la clave de su éxito.

Hay que ser muy valiente para reducir el número de productos que ofrece una empresa de 350 a 10, como hizo Jobs en 1998. Se necesitan agallas para quitar el teclado de la cara de un smartphone y sustituir esos botones con una pantalla gigante como hizo Jobs con el iPhone.

El aviador Antoine de Saint-Exupéry podría haber estado hablando de la filosofía de Apple cuando dijo en los años 30: “Un diseñador sabe que ha logrado perfección, no cuando no hay nada para añadir sino cuando no queda nada más para quitar”.

Si quieres compartir...