• Ferias
  • 07 de Mar, 2017

Sport-Achat mira hacia el mercado español

La feria Sport-Achat está celebrando estos días, en Lyon, una nueva edición. Y lo hace, además de con lleno absoluto, con la mirada puesta hacia nuestro mercado. El salón, ideado como unas jornadas de compra, quiere abrirse a nuevos mercados, y quiere hacerlo empezando por España. Los organizadores esperan seducir, con su modelo, a marcas y tiendas españolas. Y los argumentos son bastante buenos.

Sport-Achat no es ISPO. Ni pretende serlo. Es una feria pensada para hacer pedidos. No es una feria donde lo importante sea enseñar el producto. Lo importante es venderlo. Ni grandes stands (y todos bastante homogéneos) ni grandes desembarcos de capital humano. Lo importante es vender y comprar. Y todo está diseñado para hacer las cosas más fáciles a marcas, distribuidores y tiendas. En su edición invernal, el foco está puesto, obviamente, en el material duro de nieve, el textil outdoor y, también, los accesorios.

Las cifras nada tienen que ver, tampoco, con ISPO. Es un salón relativamente local, enfocado a las tiendas francesas (sobre todo a las especializadas en esquí y outdoor). 3.800 visitantes pueden no parecer mucho, pero Sport-Achat es el perfecto paradigma de que calidad y cantidad poco tienen que ver. Los pasillos no están llenos, ni mucho menos, pero las mesas sí. Y en la mayoría de ellas se hacen pedidos.

Las marcas han avalado este modelo desde el primer día. En esta edición de 2017, el salón reúne, en sus 20.000 metros cuadrados, a más de 320 empresas que representan alrededor de 600 marcas. Y de las líderes faltan muy pocas. Un precio más que asequible y un retorno de la inversión claramente demostrado, son argumentos más que suficientes como para exponer en Lyon. Para muchas tiendas francesas, ISPO enseña el producto... y Sport-Achat lo vende.

¿Qué puede aportar este salón a una marca española? La idea de los organizadores es clara. Las marcas (bien las filiales francesas, bien sus distribuidores en el país galo) podrían compartir su espacio con sus homónimos españoles para que las tiendas nacionales también pudieran acudir a Lyon y hacer sus pedidos, que al fin y al cabo, es de lo que se trata. Evidentemente también sería interesante para marcas nacionales que quieran introducirse en el mercado francés (o gestionarlo directamente desde España), pero la idea de Sport-Achat es que, ante la falta de un salón de estas características en España (inviable, básicamente, por los precios de los recintos feriales y por la manera de trabajar de muchas marcas), las empresas vean las posibilidades que representa compartir este proyecto. Seguramente es mucho más sencillo que se lo planteen las marcas con filial (que, al fin y al cabo, basta con que manden uno de sus responsables comerciales para atender a las tiendas españolas) que lo distribuidores, pero, sin duda, un modelo como el que plantea el salón galo sólo aporta ventajas.

Sport-Achat es, al fin y al cabo, al menos en su formato, como una convención o jornada de compras de cualquiera de nuestras principales centrales, pero con 600 marcas. De hecho, el salón, en su edición invernal, alberga las jornadas de compra de Go Sport y Sport 2000. Sinergias, que dicen...

Spolik, clave en la apuesta por España

El primer paso que ha dado Sportair, organizado de Sport-Achat y de otros encuentros profesionales de deporte como Bikeexpo, ha sido firmar un acuerdo con la empresa Spolik como agencia exclusiva para todos los eventos Sportair. Esta empresa española, dirigida por Stan Polo, pasa a tener la gestión de sus expositores, visitantes y prensa en los territorios de España, Andorra, Portugal y Suroeste de Francia. De ella dependerá, en gran parte, convencer a las marcas y a los distribuidores de los muchos valores añadidos que puede aportar una feria como Sport-Achat. Y de las ventajas que, también conlleva, compartir negocio con nuestros vecinos franceses.

Si quieres compartir...   

Galería