• Performance
  • 21 de Dic, 2011

Madform presenta su crema solar ideada para los deportistas

La reconocida marca Madform presenta su crema solar de rápida absorción e hidratante, y con una alta resistencia al agua y al sudor, para proteger a los deportistas de posibles daños durante esta temporada de esquí. Son muchos los que pasan el verano soñando con la época más fría del año. Pero existe una amenaza que algunos solo asocian con las temporadas de sol. Existe una relación muy estrecha entre el esquí, el snowboard y el cáncer de piel. El riesgo de sufrir quemaduras solares y daños en la piel a causa de la radiación UV es mucho mayor en las regiones alpinas a pesar de que haga más frío. Uno puede llegar a enfrentarse a un mayor riesgo de cáncer de piel en la montaña que en la playa en pleno verano.

La organización Mundial de la Salud calcula que existen 130.000 nuevos casos de melanoma al año. Se cree que la mayoría de los casos de cáncer de piel es más común en edades más avanzadas, pero el melanoma maligno es desproporcionadamente alto entre los jóvenes adultos de entre 15 y 34 años.

La piel que más se expone al sol durante el esquí y el snowboard es principalmente la de la cara, el cuello, las orejas y la cabeza. Estas zonas han sido identificadas por el ONG Cancer Research UK como las principales áreas que pueden sufrir cáncer en la piel. Con que te quemes una sola vez ya estás duplicando el riesgo de sufrir cáncer de piel.

¿Por qué es tan peligroso el sol alpino?

Niveles más altos de rayos UV. Los niveles de radiación UV son más intensos en los lugares de mayor altitud que en las zonas de playa. Esto se debe a que hay menos aire para filtrar los dañinos rayos UV y el aire que hay es más limpio – las partículas del aire forman una barrera que nos ayuda a protegernos del sol.

Esto causa un aumento en los niveles de rayos UV en un 10-12% por cada 1000 metros de altitud. Por ejemplo, la elevación de Baqueira-Beret en los Pirineos es de entre 1800 y 2200m - por lo que se puede recibir hasta un 20-25% más de radiación UV que a nivel del mar.

Reflejos. La nieve es reflectante - puede llegar a reflejar hasta un 85% de la radiación UV. Esto significa que la radiación UV llega, no sólo directamente desde arriba, sino también indirectamente al ser reflejada.

Como resultado, los esquiadores y personas que practican snowboard pueden llegar a quemarse en lugares tan inusuales, como debajo de la barbilla y la nariz. Incluso, estar en la sombra no tiene porque significar estar protegido.

Tiempo bajo el sol. Si esto no fuera suficiente, un buen día de esquí o snowboard puede durar hasta 6 ó 7 horas. Serían muchas horas para estar bajo el sol un día de playa, pero con las condiciones que existen en las montañas el efecto puede ser mucho peor. Es más, no hace falta ni que salga el sol. Hasta un 80% de los rayos UV del sol son capaces de atravesar las nubes.

Cómo protegerse del sol alpino

Lo primero que hay que tener en cuenta es que existe un riesgo. En unas vacaciones de esquí es necesario cuidar la piel de la misma manera que lo harías durante unas vacaciones de verano. Es importante cuidar las zonas que no están cubiertas.

• Proteger los ojos con gafas de sol apropiadas para el esquí.
• Intentar evitar el sol del mediodía. Es mucho más fuerte que por la mañana y por la tarde
• Aplicar una crema de sol con un alto nivel de protección. No te olvides de los sitios más escondidos, debajo de la barbilla y la nariz, por ejemplo.


MADFORM Protector Solar Deportivo de Alta protección
MADFORM Protector Solar Deportivo es ideal para protegerte cuando practicas deporte al aire libre. Es una crema de fácil aplicación formulada con filtros UVA y UVB de rápida absorción e hidratante. Con su alta resistencia al sudor, es ideal si eres deportista.

Disponible en:

Tubo de 100ml, Ideal para viajar, apto en el avión, y caja con 24 sobres monodosis de 10ml.

Acerca de MADFORM

MADFORM es una reconocida marca en el mercado de la terapia deportiva profesional y entre deportistas de élite por sus productos y cremas para masajes y tratamientos terapéuticos.

La empresa, fundada en 1999 por Miguel Ángel Domínguez, terapeuta deportivo y creador de la línea de productos del mismo nombre, nace fruto de la investigación de nuevas soluciones de uso dérmico para el tratamiento de músculos y articulaciones.

Los productos MADFORM cuentan con gran prestigio entre fisioterapeutas, quiromasajistas, clínicas de rehabilitación, clubs deportivos y deportistas de élite.
 

Si quieres compartir...