• Performance
  • 02 de Dic, 2011

Nike revoluciona el entrenamiento con sus nuevas gafas Vapor Strobe

"La innovación es un reto para Nike", dice Alan Reichow, Director de Investigación de SPARQ Nike, mientras realiza la presentación oficial de lo que para él "será el futuro del deporte": las gafas Nike Vapor Strobe. El evento tuvo lugar en Beaverton, Oregón, cuna y sede central de la marca que nació en 1968 gracias a Phil Knight.

Las gafas, que tienen un precio de 300 dólares, cuentan con un cristal líquido que parpadea de forma más o menos intensa, dependiendo del nivel que se establezca.

Los parpadeos de las gafas interrumpen la visión del deportista, provocando que el atleta reciba menos información y por lo tanto no vea la trayectoria del esférico con la misma precisión. Cuando el atleta deja de usarlas verá como sus reflejos han incrementado y reaccionará de forma más rápida en determinadas situaciones del juego.

Hace unos meses, la Universidad Duke, situada en el estado de Carolina del Norte, realizó un estudio con más de 500 estudiantes. Los especialistas aseguraron que las gafas pueden provocar una mejora de la velocidad de reacción del atleta.

"Después de años de pruebas, hemos descubierto una forma innovadora para ayudar a aumentar el rendimiento atlético", dice Reichow.

'Entrenar el cerebro'
Paul Winsper es el Director de rendimiento deportivo de Nike, trabajó durante diez años como preparador físico del Newcastle United, ayudando a jugadores de la talla de Michael Owen o Alan Shearer.

Winsper coincide con el Dr. Reichow: "Las gafas estroboscópicas revolucionarán el mundo del deporte, si impedimos que el deportista vea con continuidad la trayectoria del balón, se podrá entrenar su cerebro".
En el deporte 'rey', el portero es el más beneficiario

Los expertos del laboratorio de Nike coinciden con el estudio de la Universidad Duke: "El atleta mejorará notablemente la velocidad de reacción".

En el mundo del fútbol, los máximos beneficiarios de este invento serían los porteros. "Si un portero usa las gafas con regularidad, cuando deje de usarlas le parecerá que la pelota es más grande, su nivel de concentración aumentara y por lo tanto le será más fácil atajarla", afirma el que fuera jugador de Newcastle United por más de 15 temporadas, Robbie Elliott.

Si quieres compartir...