• Actualidad Internacional
  • 15 de Jun, 2011

Salewa inaugura su nuevo rocódromo en Bolzano

Bolzano siempre ha sido una ciudad donde el deporte de la escalada ha tenido una presencia muy notable. De hecho, el primer rocódromo del mundo fue inaugurado allí, en la calle Trieste en 1974. En ese momento, únicamente había una estructura de escalada outdoor artificial en París; de forma que el rocódromo indoor de Bolzano, fundado hace 40 años, fue toda una novedad. El nuevo rocódromo de SALEWA, bautizado con el nombre de SALEWA Cube e inaugurado el pasado día 13 de mayo, supondrá para los escaladores locales un nuevo aliciente y se convertirá en un verdadero referente para los apasionados del alpinismo porque es como escalar al aire libre: escalada indoor con sensaciones outdoor.

SALEWA es una compañía dedicada a los deportes de montaña que sitúa como máxima prioridad las inquietudes tanto de alpinistas como de escaladores. Por lo tanto era obvio que en el diseño de sus nuevas oficinas centrales al sur de Bolzano había que incluir un rocódromo. Ahora, después de tan sólo 15 meses de construcción desde que se colocó la primera piedra, el rocódromo encajará perfectamente con el propósito.

“Con este rocódromo queremos devolver algo a los escaladores”, afirma Heiner Oberrauch, Presidente del Grupo SALEWA. “El rocódromo es una espacio para la comunidad de escaladores donde todos los fans de los deportes de montaña – ya sean de sur del Tirol, de los alrededores de la región o incluso del extranjero – puedan sentirse como en casa. Sobre todo, estamos encantados y orgullosos de ofrecer a la gente joven la oportunidad de pasar su tiempo libre de una forma constructiva”.

Con la construcción del rocódromo, las aspiraciones arquitectónicas fueron particularmente importantes para que el SALEWA Cube cumpliera con todas las expectativas. Su aspecto más destacable es su enorme entrada que permanecerá abierta en los días buenos dando a los escaladores la sensación de estar en la montaña. Puesto que el sur del Tirol puede jactarse de disfrutar de 300 días de sol cada año y un suave clima mediterráneo, es casi seguro que los visitantes escalarán la mayor parte del tiempo con la puerta abierta. Además, habrá mucha luz natural y muy poco polvo debido al uso del magnesio carbonatado. De esta forma, el rocódromo estará funcionando con relativamente poca tecnología y un bajo impacto medioambiental.

Los amantes del deporte vertical encontrarán muchos retos en los más de 2.000 metros cuadrados de espacio de escalada y en las 180 rutas de distintos grados entre 4 y 8c. Las paredes de escalada tienen una altura de 13.5 y 18 metros. Asimismo, hay tres rutas indoor y outdoor de velocidad con una altura de 15 metros.

Recientemente, el búlder ha experimentado un aumento importante de popularidad. Aquí también, el SALEWA Cube establecerá nuevos estándares con un total de 420 metros cuadrados (220 indoor y 220 outdoor). Los búlders están clasificados de la A a la E. El área de escalada también contiene una vía ferrata para ponérselo más fácil a los participantes que quieren probar este deporte. En total, 250 escaladores pueden usar las distintas rutas al mismo tiempo.

Un aspecto muy comentado entre los alpinistas es la pared exterior donde se puede practicar con piolets. Aquí también los ingenieros de producto de SALEWA se encargarán de poner el equipamiento y los materiales necesarios.

El rocódromo, situado en la zona industrial de Bolzano, está rodeado de un espacio público verde que fue planeado y será mantenido por SALEWA. El parque está disponible para todos los trabajadores de las empresas de los alrededores que quieran tomarse un descanso al aire libre.

La escalada ha progresado mucho en los últimos años de forma que hoy día los escaladores pueden cubrir rutas en cuestión de horas mientras que sus predecesores habrían necesitado días. Estos logros deportivos son posibles gracias a que los mejores escaladores ahora pueden entrenar durante todo el año. El rocódromo se ha convertido en un lugar donde los alpinistas y escaladores se pueden preparar para los retos más duros cuando las condiciones meteorológicas no permiten entrenar fuera.

El SALEWA Cube no es simplemente un lugar ideal para entrenar. Las instalaciones han sido diseñadas para acoger competiciones internacionales tanto dentro como fuera. El foco, sin embargo, estará en el público. Las escuelas serán muy bienvenidas, así como las personas mayores que aún sean capaces de subir una pared de escalada.

Con el nuevo rocódromo, Bolzano ratifica su rol como la capital de la montaña de Europa

Cuando se inauguró el primer rocódromo en Bolzano, hace 40 años, los camiones militares se utilizaban para transportar trozos auténticos de roca dolomita desde Sellajoch a Bolzano hasta que las dos paredes fueron construidas, una de 20 metros de altura y la otra de 7. Ésta dio a los alpinistas y escaladores la oportunidad de escalar durante el invierno.

“El alpinista de Bolzano, Erich Abram, jugó un papel importante en la construcción de este rocódromo”, dice Heiner Oberrauch. “Lo hizo en medio del gran escepticismo existente entre los alpinistas de entonces. Fue sin duda un visionario y es por ello que le dedicamos el SALEWA Cube”

La mayor parte de la inversión para la construcción del rocódromo – dos terceras partes- ha sido proporcionada por SALEWA. La tercera parte restante viene de los fondos públicos de la Región del Sur del Tirol y del Ayuntamiento de Bolzano. El rocódromo será gestionado por Martin Knapp, que es también Presidente de AVS Bozen (Club Alpino de Bolzano).
 

Si quieres compartir...