• 24 de May, 2011

Los consumidores españoles entre los más pesimistas de Europa

El desempleo, la inseguridad en el puesto de trabajo y la situación económica figuran como las principales preocupaciones de los consumidores europeos y, por tanto, también de los españoles, que han iniciado el año recortando su índice de confianza, tal y como refleja la encuesta The Nielsen Global Online Survey, que muestra las principales preocupaciones e intenciones de gasto entre más de 28.000 internautas de 51 países.

El estudio, realizado por Nielsen, entre el 23 de marzo y el 12 de abril de 2011, muestra un panorama sombrío en España, donde el índice de confianza del primer trimestre se sitúa en un nivel de 61, lo que representa, nueve puntos menos que en el mismo periodo del año anterior. Irlanda y Francia obtienen la misma puntuación, pero sólo bajan cuatro puntos cada una. Alemania es la que más sube, nueve puntos, que la sitúan en un total de 92, aunque el primer puesto en Europa es para Suiza (110), seguida de Noruega (97), Austria (97), Dinamarca (95) y Holanda (94) en el top 5.

Volviendo a España, no cabe duda de que la crisis ha modificado los hábitos de los consumidores, que han recortado su consumo. Según el Global Consumer Confidence de Nielsen, un 74% considera que no es momento para realizar muchas compras que desean o necesitan.

La investigación revela que las mayores preocupaciones de los españoles son la economía (37%), y el pago de las facturas, junto con la seguridad en el puesto de trabajo. No obstante, hay un 17% de internautas que mencionan la salud como su primera preocupación y un 11% para quienes las deudas son su mayor incertidumbre.

A estas cuestiones, les siguen otras de carácter social, como la educación de los hijos (10%); la conciliación entre la vida familiar y laboral (12%) y el crimen o la delincuencia (18%).

Uno de los aspectos que más preocupan en España y en el mundo es el aumento de los precios de la alimentación. Cada vez son menos los que destinan el dinero sobrante a ahorrar y cada vez son más los que afirman que no les queda dinero después de cubrir sus necesidades principales.

También cae el porcentaje de los que dedican su dinero a novedades tecnológicas y desciende, asimismo, la inversión en planes de pensiones, fondos, etc. De la misma manera, el informe pone de relieve que algunas de las medidas adoptadas por el consumidor español en época de crisis, como la reducción del consumo en utilidades, han continuado en 2011, de manera especial el ahorro sobre el coche, la compra de ropa y el ocio fuera de casa.

La tendencia a comprar alimentos más económicos se afianza con fuerza. La preocupación por el aumento de los precios de los alimentos ha crecido el 13% en el último trimestre. La economía, que era la principal preocupación entre los internautas del mundo, se ha reducido siete puntos en el primer trimestre del año. La preocupación por los precios del combustible también se ha incrementado significativamente entre los consumidores y escala seis puntos porcentuales, hasta el 8%.

A nivel mundial, la encuesta indica que la confianza de los internautas ha aumentado dos puntos en los tres primeros meses del año, hasta un índice 92, impulsada por el aumento en Oriente Medio, África y Asia Pacífico. En esta última región, los consumidores han incrementado su nivel de confianza 10 puntos, hasta un total de 107, mientras que en Oriente Medio y África el alza ha sido de 17, hasta un máximo de 106 puntos

Si quieres compartir...