• Actualidad Internacional
  • 15 de Oct, 2010

Sigg refuerza su apuesta por la sostenibilidad

Reciclar las botellas de plástico es bueno… pero utilizar una botella reutilizable es mucho mejor para el medio ambiente. “Más del 90% de los impactos en el medio ambiente suceden antes de que el consumidor abra una botella de plástico”, según el Dr. Allan Hershkowitz, un científico sénior del U.S. Natural Resources Defense Council. “El petróleo utilizado para el plástico, el utilizado para el transporte, refrigeración,.. y el % utilizado para su reciclaje, si bien gran parte acaba en los vertederos” son parte de este coste en el medio ambiente. Se podría decir que si se llenara la botella con un ¼ de petróleo, nos haríamos una idea del consumo que representa.

En todo el mundo, se generan sobre 60 billones de toneladas de basura de plástico al año. El plástico es particularmente dañino en el medio ambiente, ya que no es biodegradable y se convierte en parte de la cadena alimenticia. En algunas partes del océano hay cinco veces más plástico que plancton. Neil Seldman, un experto en reciclaje, ha evaluado el impacto del plástico como peor que el calentamiento de la tierra.

SIGG es la marca líder internacional de producción de botellas reutilizables, sensibles con el medio ambiente, y por último reciclables. SIGG durante más de 100 años, se ha dedicado a la fabricación de botellas de una sola pieza de aluminio.

Sigg empezó como una simple marca de botellas para excursionismo. Con los años se ha convertido en algo más que una botella de alta calidad. Hoy en día Sigg es una famosa marca, la cual ha llegado a ser incluso mostrada en el New York’s Museum de Arte Moderno.

Las botellas de Sigg están construidas por extrusión de una sola pieza, sin juntas. La alta calidad de sus botellas permiten que se puedan utilizar hasta con bebidas carbónicas. Las botellas Sigg son ligeras, robustas, duraderas, higiénicas y herméticas. El barniz protector interno es insoluble en agua, extremadamente resistente, higiénico y no altera el sabor, lo que la hace ideal para zumos de frutas y bebidas isotónicas.

Muchas marcas han intentado imitar sus productos, pero su calidad producida en Suiza es muy difícil de conseguir. Para Sigg la salud de sus consumidores es muy importante, por lo que las características descritas, la hacen una botella única para evitar riesgos en el consumo, y con respeto con el medio ambiente.
 

Si quieres compartir...