• Actualidad Nacional
  • 12 de Dic, 2007

El Senado hace un llamamiento para combatir la obesidad

El Senado aprobó ayer, y por unanimidad, el dictamen de una ponencia que hace un llamamiento las familias, responsables políticos y medios de comunicación para combatir la obesidad infantil y juvenil. El dictamen de la ponencia establece que cualquier estrategia para luchar contra la obesidad infantil se base en investigacioones y pruebas científicas, y que las medidas tengan una perspectiva a largo plazo.

A las familias, los senadores les recomiendan que elijan bien los alimentos para sus hijos, que presten atención a la relación entre aporte y gasto energético y que procuren que los más pequeños hagan deporte y eviten las prácticas sedentarias. En particular, los parlamentarios hacen hincapié en la necesidad de que los escolares desayunen antes de salir de casa y en que los padres controlen el tiempo que dedican sus hijos a ver la televisión, a estar delante del ordenador o a jugar con videojuegos.

En el ámbito escolar, la ponencia pide que las autoridades educativas programen talleres y cursos específicos para enseñar a comer a los más pequeños y a los jóvenes, que animen a sus alumnos a controlar los alimentos que ingieren, y que programen una alimentación equilibrada en los menús. Los senadores también quieren que se retiren de los centros de enseñanza las máquinas expendedoras de bebidas gaseosas y azucaradas, así como las que dispensan bollos y "snacks" con alto contenido en grasas.

A las autoridades y profesionales de la salud, la ponencia recomienda que promuevan la lactancia materna y que se creen unidades específicas para los trastornos de la conducta alimentaria y la obesidad en los hospitales. A las empresas alimentarias, se les pide un etiquetado adecuado de los productos alimenticios, que limiten las grasas saturadas en los alimentos destinados a la población infantil y que promuevan un uso responsable de la publicidad. En concreto, a los fabricantes de marcas deportivas, los senadores les piden que colaboren en la puesta en marcha de programas que favorezcan la actividad física y la correcta alimentación de los niños y jóvenes.

También los medios de comunicación deben luchar contra la obesidad infantil, según las conclusiones de la ponencia, promoviendo estilos de vida positivos y promocionando imágenes reales de belleza asociada a la salud. Finalmente, la iniciativa parlamentaria recomienda la creación de una comisión mixta del Ministerio de Sanidad y Consumo con el de Educación y Ciencia para el seguimiento del problema de la obesidad infantil y juvenil.

Si quieres compartir...