• tiempo libre
  • 15 de Jul, 2021

Fjällräven presenta su mochila Tree-Kånken

La marca sueca Fjällräven presenta la Tree-Kånken, una mochila que homenajea el diseño de la primera Kånken del año 1978. La Tree-Kånken no es exactamente idéntica a las Kånken actuales, pero conserva sus características de sencillez y funcionalidad. Al igual que los demás bolsos y accesorios Kånken, la Tree-Kånken es una mochila estupenda para uso a diario, ya que cuenta con todos los detalles prácticos que los seguidores de Kånken conocen y buscan. Incluye otras soluciones nuevas, como los lazos delanteros para fijar una luz de bicicleta, correas en la base para llevar una chaqueta o una esterilla de yoga, y un logo reflectante. 

La Tree-Kånken forma parte de la investigación continua de Fjällräven en la búsqueda de formas más sostenibles de crear artículos duraderos, funcionales y atemporales. El tejido principal y el forro de la Tree-Kånken están fabricados en Pine Weave, un nuevo material exclusivo de Fjällräven que se fabrica con fibras de filamentos y ofrece una solidez y una funcionalidad óptimas. Además, está cubierto de una mezcla de poliuretano y cera que prolonga la vida del tejido y lo hace más duradero y resistente que muchos tejidos de lyocell presentes en el mercado.

En palabras de Johanna Mollberg, desarrolladora de productos, buscar maneras de utilizar materiales que no proceden de recursos fósiles finitos es una labor crucial: “El desarrollo del tejido Pine Weave nos ayuda a controlar mejor las cosas, a explorar nuevas y mejores maneras de fabricar y obtener materias primas. Es un proyecto donde intentamos mejorar constantemente nuestra huella medioambiental. El tejido Pine Weave forma parte de este proyecto, hemos aprendido mucho por el camino, entre otras cosas, a afrontar con humildad los desafíos que nos encontramos. Nos esforzamos por mejorar, pero hay que evitar que las mejoras en un ámbito representen desafíos en otros ámbitos, como puede ser el equilibro entre los materiales de origen biológico y la biodiversidad”.

Fjällräven ha adaptado y mejorado todo el proceso de producción para que el tejido Pine Weave sea estable, resistente al desgaste y repelente al agua. Nos lo explica Mollberg: “En pocas palabras: hervimos las virutas de madera para obtener una masa de celulosa que se somete al proceso de lyocell, una especie de técnica de hilado con disolventes. Una vez disuelta, la pulpa de celulosa pasa a los hiladores donde se lava, se seca y se hila. Seguidamente, el hilo se teje en un tejido liso y se reviste con una mezcla de pu y cera para prolongar su vida y para que sea más duradero que los tejidos fabricados con técnica de lyocell ya existentes en el mercado”.

Además, cabe destacar que la materia prima maderera que obtiene Fjällräven procede de un bosque cultivado y certificado a las afueras de la localidad originaria de Fjällräven, Örnsköldsvik, en el norte de Suecia, y nunca de bosques vírgenes.

Si quieres compartir...