• outdoor
  • 15 de Jun, 2022

Cierra sus puertas una extraña -y necesaria- Outdoor by ISPO

Cierra sus puertas una extraña -y necesaria- Outdoor by ISPO

El sector europeo de las actividades al aire libre está en auge. Como ya publicamos recientemente, en el año fiscal 2021 el outdoor produjo unas ventas récord de 6.200 millones de euros, lo que supone un aumento del 19% sobre el total del año anterior. Los países de habla alemana fueron la región que más ventas acabaron, con más de 2.200 millones de euros, lo que supone un aumento del 14%.

Esta tendencia positiva del mercado se reflejó también en Outdoor by ISPO, que este 2022 celebró una edición extraña, de transición -después de una interrupción de tres años causada por la pandemia de coronavirus-, con nuevas fechas (del 12 al 14 de junio) y un nuevo lugar (el MOC de Múnich).

Y el balance no ha sido malo, para nada. Al menos no con el concepto que, para este año, ha definido ISPO.Un concepto más local de lo normal y centrado, principalmente, en los mercados del centro de Europa, especialmente Alemania, Austria o Suiza. Un concepto poco habitual donde compartían espacio los stands clásicos de las marcas (en 4 minipabellones del primer piso) con más de un centenar de salas-showroom (en las plantas 2 y 3). Salas que ocupaban los representantes de la región de Baviera, de Alemania o de otros países vecinos. Salas en las que, por cierto, además de las marcas expositoras del primer piso, se podían encontrar muchas otras que tienen allí su showroom habitual y que, por lo tanto -y con el lógico enfado de otras marcas-, podían aprovecharse de la feria sin estar en ella.

Cierra sus puertas una extraña -y necesaria- Outdoor by ISPO

Las cifras hablan de alrededor de 8.000 visitantes, con un 70% de expositores internacionales.También dicen, esas cifras, que al encuentro acudieron minoristas, responsables de compras y representantes de marcas de 70 países. Sin poner en duda estas cifras, las sensaciones que tuvimos quienes estuvimos allí es que era, como hemos dicho, una feria muy focalizada en media docenas de países y con un concepto más parecido, como hemos dicho, al showroom clásico ("es un BMC en grande", decían los pocos españoles que había en Munich) que a una feria tradicional .

Y de españoles, lo dicho: muy pocos. Tanto en lo que respeta a las marcas -solo acudieron al encuentro dos compañías como expositores, Trangoworld y Ternua-, como en lo que concierne a los detallistas -pecaríamos de optimistas si dijéramos que hubo más de diez tiendas-. Tampoco pudimos ver muchos representantes españoles de marcas internacionales.Es más, como nos comentó el responsable en España de una conocida marca europea, desde la central les habían “aconsejado” no viajar a Munich “si no era para asistir a alguna reunión interna de la marca ya que para un tema estrictamente comercial no tenía ningún sentido puesto que el 99% de clientes eran de la zona”.

Cierra sus puertas una extraña -y necesaria- Outdoor by ISPO

Dicho esto, también es importante destacar que las dos marcas españolas que acudieron a la feria acabaron bastante satisfechas. Y así fue porque sabían muy bien cuáles eran sus objetivos en el salón y tenían claro que ese modelo estaba enfocado, principalmente, a fortalecer las relaciones con distribuidres, clientes o potenciales clientes de la zona centroeuropea, no a enseñar colección a detallistas españoles. Algo que, por cierto, es así desde hace muchos años.

Volvamos a las valoraciones oficiales. "OutDoor by ISPO se ha renovado con éxito", dijo Klaus Dittrich, director general de Messe München."La feria ha demostrado lo valiosos que son las conversaciones y los contactos personales, sobre todo si tenemos en cuenta los desafíos a los que se enfrenta el sector en estos momentos, como las interrupciones en la cadena de suministro y los problemas logísticos. OutDoor by ISPO fue -en tiempos turbulentos- una combinación perfecta de negocio y comunidad". Lena Haushofer, directora de exposiciones de OutDoor by ISPO, agregó: "La combinación de exposiciones y presentaciones polifacéticas tanto en el interior como en el exterior fomentó las conversaciones personales y la creación de redes en un ambiente informal y positivo".

Los temas centrales de OutDoor by ISPO fueron principalmente la sostenibilidad, las prácticas empresariales regenerativas y los materiales innovadores.Muchos debates se centraron también en otra cuestión: las interrupciones en la cadena de suministro y la escasez de recursos. Muchos expositores mostraron en sus stands una amplia gama de productos sostenibles. Durante una conferencia celebrada en OutDoor by ISPO, una reunión organizada por el Grupo ISPO en cooperación con el EOG y los socios de NOW, más de dos docenas de representantes de alto nivel de diferentes industrias hablaron sobre las formas en que el éxito comercial podría combinarse con la protección y regeneración de las personas, las sociedades y la naturaleza. “ La gran oportunidad es encontrar soluciones viables a largo plazo e intersectoriales”, afirmó Tobias Gröber, director del Grupo ISPO.

Cierra sus puertas una extraña -y necesaria- Outdoor by ISPO

Mark Held, presidente de la EOG y de la Junta Directiva, dijo: "Después de la pausa en las ferias provocadas por la pandemia, una nueva sede para OutDoor by ISPO era un reto especial para esta primera feria post-pandémica. Estamos absolutamente encantados de que los cambios que hemos introducido en OutDoor by ISPO junto con nuestro socio Messe München este año parecen ser bien recibidos y hayamos creado el evento vibrante que nuestro sector necesita. Estamos realmente agradecidos por la decisión y el compromiso con el salón de todos los expositores y visitantes que elegirán apoyarnos".

Dicho esto, y con un modelo que, siendo poco adecuado para el mercado español, sí parece acertado para los países del centro de Europa, lo que parece evidente es que el outdoor, y el sector en general, necesita encuentros “físicos” para terminar de volver a la normalidad. Así que cualquier iniciativa en este sentido es buena. Habrá nostálgicos de Friedricshafen y habrá quienes entiendan este modelo como un modelo mucho más lógico y enfocado al negocio, pero, en cualquier caso, lo importante es verse y poder conocer de cerca el producto, las novedades. Tomar el pulso real de un sector que está en auge y que, si saben gestionar los altibajos que se avecinan -que los habrá-, puede alargar su buen momento durante muchos años.

Outdoor by ISPO volverá a celebrarse del 22 al 24 de marzo de 2023 en el recinto ferial de Messe München. Habrá que ver con qué modelo… y que acogida tendrán estas nuevas fechas. Primero, eso sí, habrá que ver también la respuesta que tiene ISPO en su reestreno de noviembre, una fecha que está descubriendo muchas dudas, especialmente en los mercados del sur (que, siendo realistas, y salvo Italia, tampoco son excesivamente importantes en la feria).

Si quieres compartir...