• agua
  • 26 de Jul, 2021

Las sandalias de piscina se ponen de moda

Estamos convencidos de que, en tus visitas a diferentes piscinas has visto el siguiente aviso miles de veces: "No se permite calzado externo en las dependencias de la piscina." Este aviso se hace principalmente para prevenir el arrastre del polvo y arena del exterior dentro del área de la piscina. Lo que requiere, dejar el calzado habitual en los vestuarios y cambiarlos por unas sandalias de piscina. En algunos casos puedes ir descalzo si las normativas del recinto lo permiten, pero desde nuestra experiencia, el calzado de piscina ofrece dos beneficios importantes (que es por lo que con frecuencia suele ser obligatorio): seguridad y salud en los pies.

El área de los bordes de las piscinas generalmente está húmeda y aunque sea de cemento o de cerámica, tiende a resbalar, lo que puede ser peligroso incluso aunque andes con cuidado por las inmediaciones, por ello, las sandalias de piscina pueden proporcionarte un agarre más óptimo en las superficies mojadas.

La otra razón para llevar calzado es proteger tus pies de las bacterias y microorganismos, a los que les apasiona crecer en entornos cálidos y húmedos como las juntas entre el suelo de las piscinas. No importa lo limpias que parezcan las piscinas o lo alto que sean los estándares de limpieza desinfectante, sea donde sea, hay grandes probabilidades de que existan desagradables visitantes microscópicos creciendo.

Por tanto, calzar unas sandalias de piscina en la ducha y en el vestuario además de en el suelo alrededor de la piscina puede ayudar a prevenir infecciones varias como el pie de atleta, las verrugas plantares y los hongos en las uñas de los pies.

Dicho esto, y teniendo en cuenta que las sandalias de piscina son tendencia estos últimos años y han pasado a ser un "must" del verano, ¿qué debes tener en cuenta en una sandalia de piscina? Las buenas sandalias de piscina deben ser cómodas, secarse rápido, proporcionar tracción en las superficies húmedas y poseer orificios de drenaje para canalizar la salida del agua de tus pies. Otra ventaja es su resistencia al cloro, pero por si aún tienes dudas, aquí te dejamos los estilos más populares de arena para este verano:

Marco 
Coronadas mediante los tres diamantes del logotipo de arena y al más puro estilo de los 90's, las chanclas Marco cuentan con detalles inteligentes como la plantilla exclusiva "picot" que masajea los píes mientras los mantienes secos y seguros ante cualquier superficie húmeda.

Hydrosoft II Hook
Y siguiendo la misma línea en cuanto a sandalias de pala, el modelo Hydroflot aúna ligereza y comodidad. Su tejido hipoalergénico es resistente al cloro y posee un sistema de drenaje de agua mediante orificios que drena el agua rápidamente y mantiene el pie seco. Sus plantillas extra suaves y ergonómicas garantizan una excelente amortiguación y el máximo confort, además, la suela estructurada evita cualquier tipo de resbalón en superficies secas y mojadas. ¿Se puede pedir algo más a unas sandalias?

 

Watergrip Thong 
Pero si eres de los que prefieren un estilo más clásico, aquí están las arena Watergrip Thong un básico veraniego de la vida cotidiana a la orilla del mar, que además utilizan la tecnología Grip + con un inserto de goma especial en la suela que maximiza el agarre. Hechas de EVA hipoalergénica, estas chanclas aseguran que sus pies estén cómodos, higiénicos y protegidos.

Cualquiera de las opciones que elijas, asegúrate que tus sandalias son de la talla correcta y no sean demasiado amplias. ¡No sirve de nada una buena tracción en la base si tu pie se desliza dentro del calzado!

Para alargar la vida de tus sandalias de piscina, asegúrate de aclararlas y secarlas al aire después de su uso. No dejes tus sandalias húmedas en una bolsa de plástico o en tu bolsa de piscina, ni las dejes al sol durante mucho tiempo.

Si quieres compartir...