• wellness
  • 03 de Dic, 2014

Life Fitness Publica un Estudio de Mercado del Sector del Fitness

Con el objetivo de profundizar en la situación actual del sector del fitness, así como descubrir y analizar las próximas tendencias, Life Fitness ha elaborado un completo estudio de mercado que vaticina aires de optimismo.

En los últimos años, la evolución del sector del fitness ha estado muy marcada por el contetxo económico. Sin duda, la crisis económica ha dejado mella en las familias españolas, disminuyendo el poder adquisitivo de las mismas y por lo tanto contribuyendo a la pérdida de socios de los centros deportivos. Además, otra de las grandes amenazas para el sector ha sido la considerable subida del IVA, situándose en el 21% desde el mes de septiembre del año 2012 y penalizando pues a todas las personas que, principalmente por motivos de salud, desean practicar ejercicio físico. Esta situación económica ha favorecido la entrada de un nuevo modelo de negocio en el sector, las cadenas low-cost, las cuales también han afectado a otros centros deportivos con precios de cuotas mensuales menos competitivos.

Teniendo en cuenta la situación económica, Life Fitness ha querido investigar la situación actual del sector del fitness. Para ello, ha contado con la colaboración de cerca de 200 profesionales del sector (la mitad de ellos pertenecientes a centros privados), que han compartido su experiencia con nosotros. Los profesionales que han participado en el estudio eran en su mayoría gestores de gimnasios privados, seguidos por gestores de centros municipales con gestión privada, a su vez seguidos por centros municipales con gestión pública. Al mismo tiempo, también han participado gestores de clubes deportivos (club de tenis, natación, futbol, etc.), estudios de entrenamiento personal y cadenas low-cost.

Amenazas del sector

A pesar de que todos los centros deportivos mencionados anteriormente se han visto afectados por la subida del IVA, los gimnasios privados han sido especialmente afectados por la expansión de las cadenas low-costs, que con una política de precios muy competitiva, han forzado a muchos centros deportivos a ajustar sus precios. Por otro lado, los gimnasios municipales, que a pesar de ofrecer cuotas de precios medias – bajas, se han visto afectados de forma destacable por las bajas de sus socios como consecuencia de la caída de los ingresos de estas familias. A diferencia de estos, los estudios de entrenamiento personal se han visto amenazados por la regulación, mientras que las amenazas de las cadenas low-cost se centran principalmente en las nuevas aperturas de otros centros similares a estos y la creciente moda del deporte outdoor.

Superfície de las instalaciones

Las dimensiones de los centros deportivos en relación a la tipología de los mismos también ha sido analizada. Por ejemplo, se ha podido comprobar que los gimnasios grandes (con más de 1000m2 de superfície), son en su mayoría los gimnasios privados y los gimnasios municipales con gestión privada. Lógicamente, estos también son los que ofrecen una sala de fitness con mayores dimensiones, entre 200m2 y 400m2 generalmente. Por otro lado, los centros deportivos mediano – grandes (entre 600m2 y 1000m2) son en su mayoría gimnasios municipales de gestión pública, mientras que los medianos (entre 300m2 y 600m2) y los pequeños (menos de 300m2) son generalmente gimnasios low-cost y estudios de entrenamiento personal.

Actividades

En todos los centros deportivos detallados anteriormente, destaca un factor común en cuanto a las actividades que se desarrollan en los mismos. Los socios de todos los centros valoran de forma muy positiva una amplia oferta de clases dirigidas. Por ello, la mayoría de los centros deportivos ofrecen más de 30 clases dirigidas a la semana, incluso los gimnasios low-cost, que ofrecen entre 20 y 30 clases semanales o incluso más de 30. Este último dato resulta sorprendente puesto que en el resto de Europa, los gimnasios low-cost no ofrecen clases dirigidas. Sin embargo, las actividades dirigidas son muy valoradas por los españoles y pueden marcar la diferencia a la hora de escoger entre un gimnasio u otro.

Precios cuota mensual

Si nos centramos en las cuotas mensuales que pagan los socios, podemos apreciar que el rango medio más ofertado oscila entre los 20€ y 40€ al mes (en un 52% de los casos), seguido del rango que se sitúa entre los 40€ y 60€ al mes (en un 35% de los casos), mientras que los precios superiores o inferiores a estos rangos son prácticamente negligibles. En el primer rango encontramos principalmente a gente joven, mientras que en el segundo rango la mayoría de los socios son ya de carácter sénior.

Rango de edad

Mediante el estudio de mercado, también se ha podido comprobar que el rango de edad tiene una influencia directa en el tiempo de usabilidad de las instalaciones. Por ejemplo, los grupos de mayor edad son los que acuden con mayor frecuencia. Por otro lado, los centros deportivos también han experimentado ligeros cambios en cuanto a los clientes activos cuando comparamos el año 2013 con el año 2012. Por ejemplo, muchos no sufrieron cambios o bien experimentaron un incremento del 5% en el año 2013 respecto al año anterior, mientras que un 40% notó una pérdida de clientes entorno al -5% y -25%. Estos resultados negativos recayeron principalmente en gimnasios privados y en gimnasios municipales de gestión privada. Lógicamente, los que notaron una pérdida de clientes, ésta se tradujo en variaciones en cuanto a la facturación bruta, que disminuyó con valores entorno al -5% y al -25% en un 48% de los casos.

Clientes activos y facturación bruta

En cuanto a los gimnasios privados, un 40% de ellos experimentó un incremento en sus clientes activos en el año 2013 en relación al año anterior, mientras que un 44% sufrió una disminución de sus clientes activos. Un 16% de ellos no notó variaciones significativas. Por consiguiente, la facturación bruta de los dos primeros casos también sufrió variaciones. Por otro lado, los gimnasios municipales de gestión privada se vieron más afectados por la crisis y la subida del IVA, puesto que un 63% de estos sufrieron una disminución en cuanto a sus clientes activos en el año 2013 respecto al año 2012. Solo un 37% de estos experimentó un ligero aumento. Si traducimos estos datos en cuanto a facturación, comprobamos que en tan solo un 31% de los casos la facturación aumentó de forma destacada, mientras que en un 56% de los casos ésta disminuyó de forma considerable, manteniéndose estable en un 13% de los casos. Los clubes deportivos (clubes de tenis, fútbol, natación, etc.), sin embargo, no han notado cambios significativos en cuanto al número de clientes activos y facturación bruta puesto que su target acostumbra a ser muy fiel ya que su objetivo es la práctica de una disciplina deportiva en concreto. Finalmente, los gimnasios low-cost y los estudios de entrenamiento personal fueron los que se han visto más favorecidos, de ahí que casi un 50% de ellos inviertiera más de 10.000€ en sus instalaciones en los últimos dos años.

Ingresos atípicos

En muchos casos, los centros deportivos que han sufrido este decremiento en cuanto a sus clientes activos, se han visto obligados a desarrollar y potenciar otras fuentes de ingresos. De ahí que en un 44% de los casos se obtengan ingresos atípicos mediante la venta de productos de nutrición, ofreciendo servicios de fisioterapia (45%) y servicios de estética (31%).

Comportamiento de los usuarios

Analizando con mayor profundidad el comportamiento de los clientes de los centros deportivos pudimos observar cómo el ejercicio más valorado por los socios es el entrenamiento en grupo (50%), seguido por el entrenamiento cardiovascular (31%) y los ejercicios de fuerza (20%). Además, como ya se ha comentado anteriormente, las clases dirigidas son valoradas de forma muy positiva (casi un 60% de los encuestados afirmaron que sus clientes prefieren realizar ejercicio físico mediante clases). Por otro lado, un 25% de los socios optan por practicar ejercicio mediante el uso de máquinas de fitness y un 17% lo prefiere realizar bajo la tutela de un entrenador personal. Si tenemos en cuenta el tipo de actividad que más valoran los usuarios, comprobamos que la lista la encabeza la práctica de ejercicio físico de alta intensidad como el ciclo indoor, el body pump o el boot camp, seguida por los ejercicios cardiovasculares utilizando máquinas de gimansio como las cintas de correr, las elípticas o las bicicletas. Los ejercicios de fuerza como el peso libre o las estaciones individuales ocupan el tercer lugar de la lista. Añadido a la práctica de ejercicio físico mediante el uso de máquinas de gimnasio, los usuarios valoran de estas cada vez más la conectividad de las mismas. La capacidad de personalización según las características del usuario y el contenido ofrecido es una cualidad altamente valorada por los usuarios, seguida por la conexión a Internet y el seguimiento y control de las rutinas de ejercicios.

Conclusiones

Finalmente, gracias a la colaboración de una amplia gama de profesionales, podemos concluir que el sector afronta la situación actual con optimismo y con la voluntad de adaptarse constantemente a las necesidades de los usuarios, que, a pesar del contexto económico, siguen valorando de forma muy positiva la práctica de ejercicio físico. Los centros deportivos se han visto obligados a combatir los efectos de la crisis, la subida del IVA y la creciente expansión de los gimnasios low-cost, principalmente recortando -en la medida de lo posible- el precio de sus cuotas. Al mismo tiempo, se han adaptado a los requerimientos de sus clientes, los cuales valoran de forma muy destacable la oferta de actividades dirigidas, especialmente las de alta intensidad; así como la práctica de ejercicios cardiovasculares mediante el uso de máquinas de gimnasio, apreciando cada vez más la tecnología adaptada a las mismas para enriquecer su experiencia de entrenamiento.

Nota: Podéis realizar la descarga online del estudio de mercado de Life Fitness haciendo clic aquí.

Si quieres compartir...