• wellness
  • 12 de Feb, 2014

El entrenamiento interválico de alta intensidad será protagonista en los gimnasios durante 2014

Al igual que ocurre con la moda y los complementos, el mundo de los gimnasios no escapa a las nuevas tendencias. Desde la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID), apuntan que las diferentes disciplinas del fitness serán las actividades más demandadas durante todo este año 2014, aunque aseguran que la sala de tonificación (conocida también como sala de musculación o de máquinas) mantendrá su público, ya que cada vez somos más consciente de los beneficios que tiene combinar o alternar las actividades de tonificación con otras más aeróbicas.

Para los que busquen emociones fuertes, la FNEID asegura que durante el 2014, los usuarios seguirán apostando por disciplinas como el ciclo-indoor o el entrenamiento interválico de alta intensidad, dentro del cual se encontraría el crossfit, que cada vez cuenta con más seguidores en nuestro país. Este tipo de entrenamientos consiste en realizar una serie de ejercicios de alta intensidad durante un periodo de tiempo corto. Se trata de llevar nuestras capacidades físicas al máximo y conseguir así la mayor eficacia en el menor tiempo posible. “La gente cada vez tiene menos tiempo y quiere ver resultados inmediatos”, afirman desde la FNEID.

Los expertos de la Federación advierten de que la práctica de este tipo de actividades de alta intensidad entraña ciertos riesgos ya que generan un mayor número de lesiones, y no son aconsejables para aquellos que no estén acostumbrados a hacer deporte de forma regular.

Los entrenadores personales también serán tendencia este 2014. La FNEID destaca que los usuarios siguen demandando una actividad cada vez más personalizada, aunque a un menor precio que hace unos años. En este sentido, la patronal también apunta como alternativa los grupos de entrenamiento personal, que por un coste inferior al que puede tener el entrenador personal, ofrece grandes resultados al tratarse de grupos muy reducidos. “Máxima calidad a buen precio”, es la clave según la FNEID, y lo que más demandan los usuarios de instalaciones deportivas.

La patronal prevé que otras actividades como el yoga o el pilates se mantengan, debido a que cuentan con un público fiel que seguirá practicándolo.

Por el contrario, los expertos de la FNEID esperan que actividades como la zumba pierdan fuerza durante esta año, ya que a su juicio, “ha sido más una cuestión de moda, y no tanto una tendencia real”.

 

 

 

Desde la FNEID insisten en que practicar ejercicio físico ayuda a prevenir enfermedades físicas y a mantener un adecuado equilibrio mental. A nivel físico, el deporte ayuda a prevenir la aparición de enfermedades asociadas al sedentarismo y al nuevo estilo de vida del siglo XXI, tales como la obesidad, el colesterol, la diabetes, osteoporosis o dolencias cardiovasculares.

Asimismo, ha quedado demostrado que practicar ejercicio físico con regularidad contribuye a mantener un equilibrio mental y anímico, al reducir los niveles de estrés y ansiedad generados por las tensiones y el ritmo frenético del día a día. Cuando practicamos ejercicio, generamos endorfinas que producen un efecto positivo sobre nuestro estado anímico, lo que nos ayuda a sentirnos mejor. Eso se une a que los gimnasios se han convertido en espacios de socialización donde las personas amplían y/o afianzan las relaciones personales, lo cual contribuye a mantener un equilibro mental.

Si quieres compartir...