• wellness
  • 02 de Feb, 2010

Kettler vuelve a revolucionar el fitness con su nuevo sistema de inducción E-SYS

En la liza por el liderato tecnológico en el segmento del fitness, KETTLER da una vuelta de tuerca a los sistemas de resistencia gestionados por electroimanes. KETTLER incorpora en sus modelos ergométricos un sistema de regulación de watios autoadaptativo: tú seleccionas el número de watios al que quieres trabajar, y la propia máquina modifica de forma autónoma el nivel de resistencia que aplica a la rueda de inercia a través del electroimán, en función de tu cadencia (rpm). Si pedaleas despacio, subirá la dureza para compensar el esfuerzo final; si aceleras el pedaleo, restará resistencia para compensar nuevamente. Cuentan además con la homologación del TUV alemán para uso terapéutico.
 
Es una nueva forma de entrenarte. En lugar de girar una rosca manual en el manillar o mástil o simplemente pulsar un botón y que un motorcito regule el arco de imanes sobre la rueda de inercia, la inducción emplea electricidad para conseguir que sea la máquina quien se adapte a ti y no tú a la máquina. Tú decides cómo, cuánto, y la máquina te obedece. Es la evolución del fitness en casa. Por supuesto, añade un largo listado de programas de entrenamiento, cardiovasculares incluidos.
 
Además, con el empleo de los mejores componentes (electrónica SIEMENS), rodamientos dobles y de doble núcleo entre otros, se consigue un nivel de sutileza, suavidad y confort sin igual, inmerso en un silencio absoluto.
 
Deja que tu máquina te “induzca”. Conéctate y deja fluir tu energía. Bicis estáticas (X1, X3, X5, X7, RX7 y ERGORACE), elípticas (SATURA E y E ext) y remos de inducción (ERGOCOAH LS), puros caramelos para los amantes del rendimiento y el confort.

Si quieres compartir...