• tiempo libre
  • 02 de Dic, 2015

El negocio de Puma crece un 1,3%, pero sigue en números rojos

Cal y arena para Puma. En 2014, la multinacional alemana de material deportivo aumentó un 1,3% sus ventas en España y se sitúo en una facturación total de más de 50 millones de euros. Sin embargo, esta cifra contrasta con la evolución del resultado neto de la compañía, con unas pérdidas de 3,2 millones de euros.

En 2013, la empresa tuvo unos resultados negativos de 1,9 millones de euros. Unos números rojos que se han visto incrementados por las inversiones realizadas en el departamento de marketing de Puma, según han explicado a Modaes.es: “es algo que ya estaba previsto debido a las inversiones realizadas desde hace dos años al estar en pleno reposicionamiento de la marca”.

Puma Iberia ha cerrado el último ejercicio con una facturación total de 51,3 millones de euros, frente a los 50,6 millones del año pasado. En la Península, la compañía mantenía en 2014 una deuda de 12,7 millones de euros con la multinacional situada en Alemania.

Puma cerró el periodo abril-junio con unas pérdidas de 3,3 millones de euros, situación que atribuyó a la fortaleza del euro respecto a otras divisas y el aumento de costes operativos que ello acarrea. Las ganancias al cierre del primer semestre se situaban en 21,5 millones, un descenso del 45,9% respecto al mismo periodo de 2014. Ello, pese a que la facturación creció un 15,7% en los seis primeros meses y alcanzaron los 1.377,9 millones de euros.

Los establecimientos propios (44 más respecto al mismo periodo de 2014, pero cuatro menos que al cierre de 2014) siguen siendo un canal clave para Puma. Estos puntos de venta vendieron un 9,3% más en comparación con los primeros seis meses del año pasado, alcanzando los 322,2 millones.

Si quieres compartir...