• tiempo libre
  • 09 de Sep, 2015

La filial de Quiksilver en Estados Unidos, en bancarrota

 La filial norteamericana de Quiksilver se ha declarado en bancarrota y ha anunciado que Oaktree Capital Management invertirá 175 millones de dólares para llevar a cabo una nueva reestructuración. Oaktree es la empresa que ya ha ayudado a diseñar el plan de reestructuración de Billabong con una participación del 19,2% en la compañía. El procedimiento de quiebra sólo se aplicará a la parte estadounidense de la compañía, que ha sido la región con peor rendimiento en el negocio.

El proceso permitirá Quiksilver deshacerse de una gran cantidad de su deuda y reevaluar su red comercial. El objetivo es restaurar la rentabilidad sostenible de la filial estadounidense de la compañía, que seguirá operando normalmente.

Las filiales de la marca en Europa y Asia-Pacífico, que representan las dos regiones más rentables del grupo, no se ven afectados por este procedimiento, que es exclusivamente

Si quieres compartir...