• tiempo libre
  • 10 de Dic, 2014

GAP entra por fin en España de la mano de El Corte Inglés

Era cuestión de tiempo que Gap llegara a España y El Corte Inglés le ha abierto la puerta al mercado nacional con la instalación de los primeros córners de la marca en dos de sus centros, en de La Ramblas, en Barcelona, y el Castellana, en Madrid.

 

Al igual que lo han hecho otros competidores estadounidenses del sector de moda, como Abercrombie& Fitch, Gap aterriza en nuestro país para competir con gigantes de la talla de Inditex, H&M, Mango o Primark. Ha elegido el camino correcto. Primero espacios en una compañía emblemática de la distribución española y, después, aperturas a pie de calle, en las principales ciudades del territorio nacional.

En los último años Gap ha estado buscando la forma de entrar en España sin materializar ningún proyecto. Ahora, tiene la oportunidad de poner en valor su marca en el viejo continente, donde su presencia se limita a Reino Unido (140 tiendas), Francia (35), Italia (10) e Irlanda (4). También cuenta con franquicias en Grecia, Polonia, Rusia y Eslovenia. Aún así, su representación europea es escasa, si se compara con la red norteamericana, 977 puntos de venta.

Los planes del grupo pasan por suavizar su dependencia del mercado local y abrirse a nuevas plazas, donde puede ganar visibilidad y ventas, reforzando el comercio online. El pasado mes de noviembre firmó un acuerdo con Zalando para vender sus productos en países como España.

Hace años, Gap presidía el ranking mundial de la moda, pero la pujanza de Inditex y H&M, en primer y segundo puesto, le han arrebatado el liderazgo.

Además de su marca homónima, el grupo es propietario de las cadenas Banana Republic y Old Navy. En 2013 alcanzó una facturación de 11.920 millones de euros, que significaron un aumento del 3%.

Si quieres compartir...