• tiempo libre
  • 28 de Oct, 2014

TopShop y Beyoncé apuestan, también, por la moda deportiva

Topshop ha anunciado este lunes su colaboración con Beyoncé para crear una nueva línea de moda deportiva. La unión de la firma británica con la estrella de la canción responde al interés de la primera de introducirse en el mercado del fitness y el baile, un sector en el cual la cantante ejerce una poderosa influencia. La colección, que aún no tiene nombre, incluirá también accesorios y calzado, y verá la luz a partir del otoño de 2015.

El proyecto comenzó a tomar forma en febrero de este año. La artista se encontraba en Londres y Topshop aprovechó para fijar una reunión con ella con el propósito de discutir una posible colaboración. La conversación fue dirigiéndose hacia las rutinas de entrenamiento de Beyoncé, y vieron que el espíritu de la cantante encajaba con los planes que la firma había estado desarrollando para adentrarse en la moda deportiva. Empezaron a definir el proyecto, y a finales de verano se firmó el acuerdo. “Beyoncé vino a nuestras oficinas el viernes para poner la última pieza del puzzle”, relata Sir Philip Green, propietario de Topshop. “Es una de las mujeres más inspiradoras del mundo. No creo que haya ninguna clienta nuestra que no sepa quién es”, añade Green en conversación telefónica con este periódico. “Me encanta lo que hace. Es muy comprometida en su trabajo, y es muy, muy trabajadora. Nos gusta lo que ella representa”.

“No es diseñadora, pero tiene buenas ideas, y con esas ideas nosotros creamos los productos”, dice el propietario de la firma británica
Los buenos resultados en el mercado de la moda deportiva para mujer están atrayendo a cada vez más firmas. En 2013 las ventas de este sector aumentaron un 9% en Estados Unidos respecto al año anterior, y se prevé que el volumen global alcance los 140.000 millones de euros en 2019. “Hemos estado estudiando esta área según la moda inspirada en el fitness ha ido evolucionando, y sabemos que es el principal interés de nuestros consumidores. Crear una colaboración con Beyoncé (…), que pasa muchas horas de su vida bailando, ensayando y entrenando, es una oportunidad única para desarrollar esta categoría”, ha expresado Green. Su objetivo será dirigirse a una mujer que practica yoga, va a clases de danza, es asidua al running, o participa en actividades deportivas durante su tiempo de ocio. El propietario de Topshop confía en su próxima aventura: “Todos los mercados tienen sus propios retos. Pero somos una marca fuerte y nuestro producto será excelente. Si nuestro producto es excelente, nuestros clientes lo comprarán”.

Para ello contarán con un director creativo y dos diseñadores especializados. Uno de ellos se dedicará exclusivamente a la parte técnica de la colección con el objetivo de producir prendas aptas para el uso deportivo. Elasticidad, impermeabilidad y facilidad de movimientos serán conceptos con los que tendrá que trabajar el equipo de diseño, algo ajeno a una firma de moda convencional. El segundo diseñador supervisará el aspecto estético, imprescindible para mantener la marca en la vanguardia de las tendencias. “Será una combinación entre moda y deporte”, resume Green.

"Siempre me ha encantado Topshop por sus credenciales en moda y su pensamiento innovador", dice la cantante
La línea se desarrollará a través de una joint-venture establecida a partes iguales entre Topshop y la artista bajo la empresa Parkwood Topshop Athletic Ltd., fundada para este fin. Desde Topshop han insistido en que no se trata de una mera colaboración, sino que pretenden crear una marca independiente con sus propias oficinas y equipo, probablemente con base en Nueva York. La línea resultante se distribuirá en las tiendas de Topshop y también en centros multimarcas, entre ellos quizás Nordstrom. “Tenemos mucho que alcanzar en menos de un año, pero estamos todos preparados para el reto y con ganas de ofrecer ropa atlética de una manera inventiva y excitante”, ha puntualizado Green.

Beyoncé asumirá una tarea activa en la firma, aunque no específicamente en el equipo de diseño: “No es diseñadora, pero tiene buenas ideas acerca de determinadas cosas que le gustaría ver, y con esas ideas nosotros creamos los productos”, explica Green, “estará implicada con nosotros en la concepción de la colección y de los productos, y en la planificación”.

La artista añadirá otro filón a su ya fructífero imperio de merchandising, que cuenta con perfumes propios y marca de ropa urbana: “No podría imaginar un socio mejor para seguir expandiendo el negocio de Parkwood [la productora bajo la que opera Beyoncé]. Siempre me ha encantado Topshop por sus credenciales en moda y su pensamiento innovador (…) Es emocionante trabajar con su equipo de desarrollo para crear y producir una colección guiada por la técnica y la moda, espero con ganas empezar a participar con ellos en todos los aspectos de esta colaboración”, ha añadido la artista a través de un comunicado.

 

Si quieres compartir...