• running
  • 18 de Abr, 2018

Nike se atreve con el textil 3D en calzado de rendimiento

Nike Flyprint es la primera parte superior textil en 3D en calzado de rendimiento. En su nivel más básico, las partes superiores de Nike Flyprint se producen mediante modelado por depósito sólido, un proceso por el que un filamento de TPU se desenrolla de un bucle, se funde y se dispone en capas.

Sin embargo, no es propio de Nike seguir la trayectoria básica. Por el contrario, el método Flyprint permite a los diseñadores convertir los datos del atleta en nuevas geometrías textiles. A este respecto, se trata de un avance del trabajo de Nike en el desarrollo textil activado digitalmente y aumenta un legado de modificación patentada (o alteración) de máquinas, que cuenta con Nike Hyperfuse, Flywire and Flyknit, para conseguir soluciones de rendimiento antes impensables.

El proceso para desarrollar las partes superiores de Flyprint empieza con la recogida de datos del atleta. Esos datos se computarizan (mediante herramientas informáticas de diseño) para confirmar la composición ideal del material. Finalmente, esa información se utiliza para producir el tejido final. Esta operación es evidencia de la versatilidad del tejido Flyprint (los resultados solo pueden ser totalmente únicos para el atleta o la función), además de la aceleración del ritmo en el tiempo de diseño total. Mediante la impresión de rendimiento, Nike es capaz de ir más rápido y con una precisión sin precedentes; hacer prototipos es 16 veces más rápido que en cualquier método de fabricación anterior.

Una ventaja interesante de los tejidos en 3D con respecto a aquellos en 2D es el mayor dinamismo, posible gracias a la adición de una interconexión entre urdimbre y trama; uno de los atributos de los tejidos Flyprint procede de la naturaleza fusionada del material. Por ejemplo, mientras en un tejido de punto existe una resistencia de fricción entre los hilos entrelazados (urdimbre y trama), en un tejido impreso, gracias a sus intersecciones fusionadas, hay un mayor potencial de contención precisa. También es más ligero y más transpirable que los tejidos utilizados anteriormente en Nike.

En cuanto a la velocidad de diseño, la ventaja del método Flyprint en tejidos tradicionales es doble: las líneas específicas del material pueden ajustarse localmente mientras conservan la estructura global y la repetición rápida implica una duración significativamente reducida de los ciclos de revisión y prueba. En resumen, Flyprint permite el diseño de mayor fidelidad con las mayores ventajas para el atleta en el menor tiempo posible.

El tejido también funciona sin problemas con muchos otros materiales, de forma más notable con hilos de Flyknit, para ofrecer un equilibrio óptimo de ajuste y estructura. De hecho, los hilos de Flyknit pueden diseñarse para unirse térmicamente con los tejidos Flyprint, lo que evita la necesidad de pegamento o costuras.

Las partes superiores de Nike Flyprint están diseñadas para ayudar a los corredores de larga distancia más rápidos del mundo a correr lo más rápido posible. Y por esa razón, su primera versión es en la zapatilla Nike Zoom Vaporfly Elite Flyprint. Creada para Eliud Kipchoge y motivada por sus comentarios después de la Maratón de Berlín del año pasado y a través de una rápida fase de creación de prototipos, la nueva parte superior mejora la zapatilla VaporFly Elite y la convierte en 11 g más ligera que el par original de Kipchoge.

Si quieres compartir...