• running
  • 17 de Mar, 2016

Nike presenta su revolucionaria HYPERADAPT 1.0 con cordones autoajustables

Mark Parker, Presidente & CEO de Nike, ha presentado en Nueva York un conjunto de innovaciones sin precedentes que incluyen, entre otras: Nike HyperAdapt 1.0, el primer paso hacia el futuro del rendimiento adaptable con una relación automática, casi simbiótica entre el pie y la zapatilla.

Se trata del primer vehículo de rendimiento para el último descubrimiento de Nike, cordones adaptables. La zapatilla convierte una profunda investigación en ingeniería digital, eléctrica y mecánica en un producto diseñado para el movimiento. Nike HyperAdapt 1.0 desafía el concepto tradicional de adaptación al proponer una solución definitiva a las idiosincrasias individuales sobre cordones y preferencias de presión.

Tinker Hatfield, diseñador jefe de la zapatilla, se ha congratulado por este lanzamiento. "La innovación en Nike no se trata de soñar con el mañana, sino acelerarlo a ella. Somos capaces de anticipar las necesidades de los atletas, porque los conocemos mejor que nadie", ha señalado. Por su parte, la directora técnica del proyecto, Tiffany Beers, ha explicado que la zapatilla lleva dos botones laterales para apretar o aflojar. "Puedes ajustarlos hasta que estén perfectos. Cuando das un paso, el talón pulsa un sensor y el sistema se ajusta automáticamente", ha indicado.

El proceso se inició con una lluvia de ideas entre Beers y un grupo de ingenieros decididos a probar sus teorías. Primero se les ocurrió una bota de snowboard con un generador externo. A pesar de estar lejos de lo ideal, fue el primero de los pasos hacia la meta original de Beers: sincronizar los elementos técnicos en un espacio tan reducido, que se muevan con el cuerpo y absorban la misma fuerza que está afrontando el atleta.  En abril de 2015, Beers se ocupó de crear una Nike Mag con cordones automáticos para celebrar el lanzamiento ficticio del icono el 21 de octubre.

El producto final estrenó discretamente la nueva tecnología adaptable de Nike. Poco después, la finalización de la versión más técnica y deportiva que habían ideado inicialmente, la Nike HyperAdapt 1.0, confirmó la fuerza del sistema. «Es una plataforma», aclara Beers, «algo que ayuda a visualizar un mundo en el que el producto cambia a medida que lo hace el atleta». El potencial de los cordones adaptables para el atleta es enorme, añade Hatfield, ya que proporciona un ajuste adaptado al momento. «Es impresionante plantearse una zapatilla que siente las necesidades del cuerpo en tiempo real. Que elimina un montón de distracciones, incluido el desgaste psicológico, y, por lo tanto, realmente favorece el rendimiento».

En resumen, Nike HyperAdapt 1.0 es el primer paso hacia el futuro del rendimiento adaptable. Actualmente es manual, es decir, lo controla el atleta, pero hace factible el concepto (antes ficticio) de una relación automática, casi simbiótica entre el pie y la zapatilla.

Si quieres compartir...