• running
  • 04 de Sep, 2009

La nueva colección running de K-Swiss ya cosecha triunfos

K-Swiss, una de las marcas líderes en el mundo del calzado performance en tenis y pádel, ha decidido volcar todo su i+d+i al servicio del running.  Desde que empezaró su andadura en 1966, K-Swiss se han caracterizado siempre por la innovación, tecnología y calidad de sus productos, obteniendo siempre el mejor de los resultados en las valoraciones de los consumidores más exigentes. Y gracias a su experiencia durante todos estos años en deportes de raqueta e indoor, y siendo estos deportes tan exigentes para los materiales, con la ayuda de los mejores corredores de largas distancias de Estados Unidos, por fin va a introducir en Europa su innovadora línea de calzado de running para cubrir todas las necesidades de los más exigentes corredores de larga y de media distancia así como triatletas.

Tecnologia de vanguardia
Una de las grandes bazas de esta nueva colección será el uso de la innovadora tecnología Mi Soul desarrollada por la marca. Aplicado con un éxito absoluto en los modelos de tenis y pádel, este sistema  permite lograr una personalización perfecta y una increíble unión corredor-zapatilla gracias a la posibilidad de intercambiar hasta 6 modelos de plantilla distintas, quedando todas ellas perfectamente integradas. Así, el corredor tiene a su disposición una plantilla ortopédica, una superlight para los corredores de corta distancia que lo que buscan es ligereza y propulsión, una que proporciona estabilidad añadida a la pisada, otra diseñada específicamente para corredores pronadores, una para calzado de competición y, también, una con cámara de aire para maximizar la amortiguación.
En esta revolucionaria colección destacan tres modelos; el RUN 1.5 mi SOUL tech, buque insignia de la colección de running y que incorpora la tecnología MI SOUL;  el modelo K-Ona Ironman, zapatilla pensada para las durísimas pruebas de Ironman; y la versión K-Ona, la perfecta zapatilla de entrenamiento ligera y estable.
La marca ya arrasa en las carreras
El excelente trabajo llevado a cabo por K-Swiss a lo largo de su historia, así como su filosofía y, sobre todo, su efectividad en sus productos de running , ya han satisfecho a los mejores atletas de triatlón y del increíble circuito de pruebas Ironman, muchos de los cuales han confiado sus resultado en la marca californiana. No en vano, K-Swiss ya ha estado en el podio 43 grandes  carreras (triatlones y Ironmans), ocupando en 21 de ellas el cajón más alto.
Como prueba del compromiso con este tipo de carreras, K-Swiss ya ha llegado a un acuerdo con Ironman para fabricar modelos exclusivos y personalizados de cada uno de los países en los que se celebren este tipo de pruebas.

Si quieres compartir...