• running
  • 19 de Feb, 2007

Brooks presenta la nueva Glyceryn

La nueva Glyceryn es una zapatilla a la que simplemente resulta una tarea complicada buscarle defectos. Su amortiguación nos habla de las cualidades del Hydroflow, su sistema de amortiguación y en combinación con el Mogo , absorbe todo con cuanto el terreno quiera castigar a nuestras articulaciones. La estabilidad no le va a la zaga y es un modelo de entrenamiento para asfalto y carril ciudad recomendado para todo tipo de corredores neutros y su peso es de tan sólo 320 grs.
Mogo: el secreto del éxito
Uno de los grandes éxitos de Brooks es la aplicación de una nueva y revolucionaria tecnología: el Mogo. Este sistema es un nuevo compuesto de la entresuela que proporciona mayor comodidad y durabilidad sin sacrificar estabilidad. En comparación con el compuesto 257, el nuevo Mogo ofrece un 40% de incremento en amortiguación, 22% más de transferencia de energía y nada más y nada menos que un 33% de menor fatiga.
Con este sistema el pie se expone, además, a un 40% menos de presión.
En otras media suelas después de 500 km se puede ver como las células están descompuestas, por lo tanto la sensación de comodidad desaparece. Después de 500 km con Mogo la estructura se mantiene, y la comodidad de la zapatilla está intacta.
El Mogo no sólo representa un paso gigante en cuanto a materiales de media suela, también ha revolucionado el sistema de producción mediante molduras lo cual permite un mayor control de calidad. Al utilizarse una moldura se eliminan todos los desechos de los cortes y piezas sobrantes del sistema tradicional que se obtiene de una plancha de EVA de la que posteriormente se cortan las piezas.

Si quieres compartir...