• raqueta
  • 12 de Feb, 2013

Head marca un punto de inflexión en el tenis con el uso de grafeno

Muchos lo consideran el material del futuro gracias a sus múltiples aplicaciones en la industria. El grafeno consiste en una lámina de carbono, de un átomo de grosor, que en esa configuración plana posee propiedades extraordinarias originadas en el mundo de la física cuántica. Entre sus características más notables destaca su extrema delgadez y resistencia (200 veces más que el acero), ser conductor de la velocidad (como el cobre) y como conductor de calor supera a cualquier otro material conocido.

En el año 2010 el Premio Nobel de Física fue precisamente otorgado a los científicos rusos Andre Geim y Konstantin Novoselov por haber sido los primeros en aislar ese material.

Dos años más tarde, la industria tecnológica ha colocado ya al grafeno entre sus prioridades de investigación. Buena muestra de ello es la reciente concesión de un billón de euros con el que la Unión Europea ha decidido apoyar los estudios sobre las posibles aplicaciones de este material. Entre ellos se encontrarían teléfonos móviles plegables, pantallas de TV enrollables o proyectos más ambiciosos como aviones más ligeros, una nueva familia de baterías o la sustitución del silicio.

HEAD consigue aplicar el grafeno a la industria del tenis
HEAD ha conseguido, por primera vez en la historia del tenis, incorporar el grafeno en las raquetas de tenis, un uso que ha patentado y del que ninguna otra marca podrá beneficiarse. La marca ha incorporado el uso del grafeno en sus gamas de raquetas Speed e Instinct, con las que además habitualmente juegan Novak Djokovic, Tomas Berdych o Maria Sharapova.

¿Qué aporta el grafeno a una raqueta?
El número uno mundial de tenis, Novak Djokovic, estrenó su nueva Speed el pasado 11 de de enero coincidiendo con el inicio del Open de Australia, donde finalmente fue el vencedor de la competición.

La gran novedad de las nuevas Speed e Instinct de HEAD es la redistribución de su peso. Hasta ahora el peso de una raqueta se distribuía de forma desigual entre la cabeza y el mango según fuese el objetivo de conseguir más potencia o bien más control, pero no se prestaba atención al corazón de la raqueta. Aligerar esa zona, modificarla, entrañaba un riesgo ya que es la que soporta el impacto y la torsión cuando la pelota entra en contacto con la raqueta.

HEAD, incorporando el uso de grafeno en ese centro aligera el peso del corazón para pasarlo o bien a la cabeza o bien al mango según sea el objetivo. El resultado: mismo peso que la anterior versión de los modelos pero mayor eficacia y adaptación al jugador.

A lo largo de próximas temporadas, HEAD incorporará el grafeno al resto de sus raquetas, incluyendo las de la gama Radical, Extreme y Prestige.

Si quieres compartir...