• outdoor
  • 27 de Nov, 2017

Dynafit presenta tres cascos de esquí de montaña con doble certificación

La marca especializada en esquí de travesía Dynafit amplía su catálogo de cascos de esquí de montaña. Después de presentar el modelo ST con doble certificación, añade el modelo de competición DNA y el casco para free touring Beast Mips para la temporada de invierno 2017/2018. Todos los cascos cumplen tanto los criterios de la norma CE EN 12492 para equipos de montañismo como la norma CE EN 1077 para cascos de esquí alpino. Por ello, garantizan la seguridad tanto en el ascenso como en el descenso. La nueva serie de cascos Dynafit, con sus tres modelos con doble certificación, abarca desde la competición al free touring y ofrece la protección adecuada para todas las variedades del esquí de travesía.

Casco DNA: la mejor protección para las vertiginosas competiciones

Gracias a la construcción especial In-Mold y al uso de materiales de alta calidad, los diseñadores del producto han conseguido traer al mercado un casco que, con un peso de tan solo 300 gramos, cumple con las dos normas. Por eso, el DNA es uno de los cascos de esquí de montaña más ligeros del mercado. También se ha procurado que el caso tenga la mejor ventilación posible, algo imprescindible para el rendimiento de los aficionados al esquí de montaña durante los rápidos y sudorosos ascensos. Para ello, se han colocado grandes aperturas inteligentes de ventilación cubiertas a los lados y en la parte trasera del casco.

El proceso In-Mold, considerado la mejor tecnología para fabricar cascos ligeros, hace que el DNA sea especialmente resistente. El caso está equipado con el probado cierre giratorio Boa 360°, que permite ajustar el tamaño y la forma con precisión y rapidez usando una sola mano. La rueda de ajuste ofrece un ajuste en dirección lateral y longitudinal, de forma que el casco se adapta perfectamente a la cabeza por cada lado. Al girar, el deportista siente cómo se distribuye la tensión por toda la cabeza, evitando los puntos de presión.

Lo más interesante para corredores profesionales y aficionados es que el casco cumple con las normas de la Federación Internacional de Esquí de Montaña (ISMF). Desde la temporada de invierno 2016/2017, solo se permite participar en las competiciones con cascos con doble certificación (norma para montañismo y para esquí).

Casco ST: seguridad para las travesías

El casco ST, al igual que el DNA y el Beast Mips, cumple los criterios de la norma CE EN 12492 para equipos de montañismo y la CE EN 1077 para cascos de esquí alpino. Por tanto, es el casco adecuado para el uso en esquí de travesía clásico, pues promete seguridad tanto en el ascenso como en el descenso. Con sus 350 gramos, es uno de los más ligeros del mercado. Posee una ventilación calculada que aporta la aireación necesaria durante el ascenso. Las orejeras acolchadas se pueden desmontar y, gracias al ajuste de tamaño con una sola mano, el casco se puede adaptar perfectamente a la forma de la cabeza. Para el casco ST Dynafit también ha usado la probada tecnología In-Mold, que hace que sea muy estable. Disponible en cuatro colores con un aspecto sobrio y notas de color.

Casco Beast MIPS: equipado para la nieve más fina

El modelo Beast MIPS cubre el sector del esquí de travesía orientado al descenso y es, con 390 gramos, uno de los cascos de esquí de montaña más ligeros de la categoría de free touring. Como su propio nombre indica, el modelo está equipado con el sistema de protección MIPS, que imita la función de protección del encéfalo. Con este propósito, el casco cuenta con una capa adicional entre la estructura exterior y la cabeza que absorbe las fuerzas rotatorias causadas por los impactos laterales. Si hay un choque lateral en la cabeza (algo bastante probable durante el descenso), esta capa intermedia reacciona compensando y reduciendo la fuerza del golpe. Las ranuras de ventilación delanteras y laterales garantizan una aireación óptima para el ascenso. El casco está equipado con orejeras acolchadas extraíbles, que permiten una buena percepción de los sonidos exteriores gracias a su estructura cuidadosamente concebida.

Dynafit también ha incluido el probado cierre giratorio Boa 360° en el Beast Mips. El nombre es toda una declaración de intenciones: la rueda de ajuste en la parte trasera de la cabeza permite ajustarlo con exactitud a la forma de la cabeza del deportista en dirección lateral y longitudinal. Un detalle muy práctico es que la rueda de ajuste es muy suave y se puede ajustar incluso con los guantes puestos.

Si quieres compartir...