• outdoor
  • 11 de Ago, 2014

The North Face apuesta por la sostenibilidad

The North Face ha anunciado su objetivo de tener el 100% de su producción certificada responsablemente en otoño de 2017. The North Face tendrá un 30% de su producción certificada para otoño de 2015 y un objetivo de 60% certificado para el otoño de 2016. Además, todos los materiales utilizados en la línea Summit Series, la colección insigne de ropa y equipo de expedición de la marca The North Face, y todos los estilos europeos, serán certificados en un 100% en el otoño de 2015.

Estos productos se certificarán mediante el Responsible Down Standard (RDS), una auditoría y certificación de tercera parte que se puede aplicar a cualquier cadena de suministro basada en aves acuáticas y está abierto al uso de cualquier entidad pública. The North Face dirigió el diseño y lanzamiento de las RDS a principios de este año y fue entregado a Textile Exchange, una organización no lucrativa global dedicada a la sostenibilidad en la industria textil y de vestimenta, para administrar y evolucionar el estándar según sea necesario.

El RDS está diseñado para evaluar y rastrear la fuente original de la materia utilizada en cualquier producto, creando así una cadena de custodia desde que se extraen las plumas hasta el producto final. The North Face ha estado trabajando con los proveedores de plumas y con Control Union Certifications, un organismo de certificación de tercera parte acreditada, para poner en práctica la RDS a través de regiones de abastecimiento primarias en Europa y Asia y sitios de procesamiento en los EE.UU.

"Influir en la cadena de suministro de plumas y así cambiar sus prácticas para garantizar el tratamiento ético de los animales y la trazabilidad es un reto importante. Estamos trabajando con proveedores en muchos niveles, más allá de nuestros proveedores directos, todo el camino a las granjas de la industria de alimentos, a fin de conocer el origen de la materia de la manera más responsable", dijo Adam Mott, Director de Sostenibilidad de The North Face. "Nuestro objetivo final es cambiar la industria en su conjunto, no sólo nuestra propia cadena de suministro. Para esto necesitamos un esfuerzo colectivo de nuestros competidores en la industria de la confección, así como otros sectores que utilizan un volumen significativo de plumas como las industrias de ropa de cama y muebles. Queremos que las prácticas promovidas por la RDS puedan convertirse en la nueva norma".

El RDS es actualmente el enfoque más amplio y más completo para el bienestar animal disponible en la cadena de suministro. A través de su uso colectivo, The North Face cree que la industria verá una notable mejora de las condiciones de bienestar animal y una mejor trazabilidad en la cadena de suministro a una escala mucho más grande que solo The North Face puede hacer.

La cadena de suministro global es compleja, ya que como el plumón proviene de la industria de la alimentación y luego pasa a través de la limpieza y múltiple procesos de clasificación para llegar a su destino final y donde The North Face utiliza los productos de alta calidad. Existe un riesgo inevitable de temas de bienestar animal con la cría de animales de granja para la alimentación. El objetivo de The North Face con estas normas es evitar que las prácticas como la alimentación forzada y desplume en vida; así como proporcionar directrices sobre cuestiones como la calidad de los alimentos/agua, la vivienda, la densidad de stock/acceso al aire libre, la salud animal, la higiene y control de depredadores/plagas, entre otros.

Textile Exchange ha comenzado el proceso de actualización de forma activa del RDS basado en la retroalimentación de la industria adicional y participación de los interesados en 2014. El objetivo de esta información es asegurarse de que la RDS se mantenga al día con las condiciones y necesidades de la industria y que haya un equilibrio a través de la cadena de suministro y los distintos sectores.

Si quieres compartir...