• outdoor
  • 19 de Jun, 2009

Joan Riba y Trango alcanzan la cima de McKinley

Joan Riba volvió a demostrar porqué, con sus 21 años, es una de las grandes promesas del alpinismo hispano. El 3 de junio consiguió hacer cima en el monte McKinley, el más alto de Norteamérica, dentro de su objetivo de conseguir las 7 Cimas más altas de cada continente. No sólo se aclimató y soportó bien el frío extremo, sino que además él y sus compañeros de expedición, en muy buena forma, decidieron hacer una “subida rápida” sin esperar ni un día, que terminó con un rotundo éxito.

En la noche del pasado miércoles 3 de junio, el montañero de Trangoworld Joan Riba consiguió su cuarto objetivo dentro de su proyecto de las “7 Cimas” al lograr coronar el monte McKinley (también llamado Denali por los locales, con 6.236 metros), en una magnífica subida rápida aprovechando la única ventana de buen tiempo que le dejaban las previsiones
meteorológicas. El jovencísimo alpinista aragonés, con sus 21 años de fuerza y también de experiencia, tuvo que pasar toda la semana anterior a su hazaña dentro de las tiendas en el campo 4 por culpa del mal tiempo, acompañado de los valencianos Pascual Fuster, Jorge Membrado y Carlos Benet, con los que compartía expedición.

El Denali es un pico peligroso, sobre todo por el mal tiempo y el frío ártico de la zona durante todo el año, y las dificultades que sufrieron fueron muchas. Tal como explicó Joan a su familia en su comunicación del viernes 29 de mayo, una noche llegaron a estar a 18 grados bajo cero dentro de la tienda, con casi 20 grados menos en el exterior; para comprender el frío extremo que esto supone, hay que observar que dentro de las tiendas usadas por los montañeros, muy especializadas y protegidas, no suele bajar de los 10 grados bajo cero incluso en condiciones difíciles. Al fin, el martes día 2 salieron del campo 4 hacia el 5, con la idea de intentar cima el jueves.

Si no lo lograban tendrían que abandonar la expedición, ya que las previsiones del tiempo eran pésimas a partir del viernes. Pero dado que los cuatro montañeros se encontraban uy bien físicamente, ya que la aclimatación previa había resultado perfecta, intentaron una ubida rápida el miércoles que terminó con éxito por la tarde.

Joan Riba, ya en España, a partir de ahora afrontará la preparación de sus próximas expediciones a las 3 cimas más altas de Antártida, Oceanía y Asia que le quedan, que además son las más caras y complicadas: el Vinson (4.897 metros), la pirámide de Carstenz (4.884 metros) y el Everest (8.844 metros). Además del Denali (el más alto de Norteamérica), este joven montañero aragonés ya ha subido el Aconcagua (6.962 metros, Sudamérica), el Kilimanjaro (5.895 metros, Africa) y el monte Elbrus (5.642 metros, Europa), y ha obtenido otras grandes cimas como el Island Peak (6.189 metros) o el Gokyo Ri (5.500 metros). Riba puede ser - si tiene éxito en las próximas temporadas - uno de los más jóvenes del mundo en lograr las 7 Cimas.

Si quieres compartir...