• nieve
  • 29 de Ene, 2018

Salomon lanza la nueva fijación híbrida S/LAB Shift para la temporada 2018-2019

Después de casi una década de investigación en estrecha colaboración con algunos de los mejores esquiadores freeski del planeta, Salomon presenta la nueva fijación de esquí de montaña S/LAB Shift MNC para la temporada 2018-2019. La Shift ofrece una nueva generación de prestaciones freeride que combina funciones específicas para los descensos con saltos por grandes líneas de nieve con una alta ligereza y agilidad para los ascensos.

Se trata de la primera solución sin concesiones para los esquiadores que siempre buscan superar sus límites en la montaña y el esquí, ya que fusiona la libertad y eficiencia de una fijación de travesía con la potencia y transmisión de una fijación alpina Salomon. La Shift cuenta con el Certificado Multinorma (MNC) y es la única fijación híbrida compatible con todas las botas del mercado (desde las tradicionales botas alpinas hasta las de travesía). Avalada también por la certificación TUV, la Shift proporciona la seguridad requerida independientemente del tipo de bota que se utilice.

La fijación S/LAB Shift ha sido creada para responder a las necesidades de los freeriders que se ganan a pulso las bajadas tras unos duros ascensos. Cody Townsend y Chris Rubens, entre otros esquiadores freeski de Salomon, han colaborado durante años con el departamento de I+D de esquí alpino para crear la Shift.

Parecía imposible que pudiéramos llegar a tener una fijación así —explica Townsend, que ha participado en el proceso de desarrollo de la Shift desde el principio—. Cuando hablamos con los de I+D les dijimos: ‘si pudierais crear una nueva fijación que en las subidas actuara como una fijación de esquí de travesía, pero que en las bajadas fuera como una fijación normal, sería perfecto’. Es un sueño hecho realidad”. Estoy realmente impresionado con todo el proceso de diseño, prueba, y validación. Es una obra de pura ingeniería. Los primeros prototipos eran muy distintos del producto final y, en los tres últimos años, hemos visto una rápida mejoría en la tecnología y el rendimiento. De pronto, ya teníamos transmisión de la potencia”.

Funcionamiento

La puntera ajustable permite que la Shift sea compatible con todas las botas del mercado, sea cual sea la norma. La fijación se adapta a las diferentes botas (ya sean de esquí alpino o de travesía) mediante un tornillo fácil de usar. A continuación, ¡comienza la innovación! Salomon ha creado la primera fijación híbrida de alta versatilidad gracias a la puntera alpina con clavijas integradas. En los ascensos, la clavija facilita un movimiento más eficiente al colocar el punto de rotación cerca de los metatarsos y ofrecer una amplitud de movimiento de 90º. Además, la fijación se adapta a los cambios de terreno mediante simples ajustes.

En los descensos, la fijación pasa del modo travesía al modo esquí en cuestión de segundos. La palanca en la puntera es la pieza clave para pasar de un modo a otro. Al levantar la palanca, se cierran las pestañas y se obtiene la forma tradicional de la fijación alpina. La fijación se calza de la misma manera que una fijación alpina convencional y aporta la misma sensación. La Shift ofrece un rendimiento puramente freeride en cuanto a la transmisión de la potencia y la seguridad gracias a la elasticidad de las pestañas que amortiguan los golpes. De hecho, la Shift presenta el mismo nivel de amortiguación que la popular fijación STH2. En la talonera, una palanca permite cambiar del modo travesía al modo esquí con un solo movimiento. Aunque sólo pesa 1,7 kg (ambas fijaciones), la Shift ofrece una construcción sólida y fiable gracias a la combinación de acero, aluminio y PA con infusión de carbono. Esta es la primera fijación alpina de PA con infusión de carbono. Este material permite obtener un equilibrio adecuado de fuerza y peso para el esquí alpino y de travesía. El ajuste DIN de la S/LAB Shift oscila entre 6 y 13.

Yo no era consciente de toda la tecnología que hay detrás de una fijación, pero los distintos mecanismos de apertura protegen las rodillas, los huesos y los ligamentos -explica Towsend-. La fijación se abre y se mantiene en la posición requerida por el usuario. Este era el objetivo principal de la Shift: conseguir una fijación que proporcionara un alto rendimiento tanto en la travesía como en los descensos alpinos.

Según Solene Chappaz, directora de producto de fijaciones alpinas, este doble objetivo ha dado como resultado un producto que ha sido testado en situaciones extremas. “Para los esquiadores freeride, esta fijación es muy importante porque les ofrece toda la seguridad que necesitan —explica Chappaz—. Nuestro equipo de esquiadores internacional es muy exigente y su feedback constante nos ha ayudado a desarrollar el producto durante todos estos años. Que sean tan exigentes es positivo porque si están satisfechos con un producto, significa que cumple sus expectativas. Y, evidentemente, su apoyo es fundamental para el éxito del producto en el mercado”.

Si quieres compartir...