• nieve
  • 25 de Oct, 2013

Los esquís HEAD de la gama Performance incorporan este año la nueva tecnología Era 3.0 S

Cuando el verano termina y el calor por fin pasa, el esquiador sale a la montaña tras meses de larga espera. Es el momento de buscar nuevas sensaciones, sentir de nuevo la velocidad y al mismo tiempo la libertad. Es un rencuentro con la altura donde todo debe estar listo para sentir y disfrutar.

La línea Supershape de HEAD se llama así porque desde su creación se buscó con ella la perfección. Ahora Supershape ha pasado a incorporar la tecnología Era 3.0 S. Se trata de esquís polifacéticos diseñados con la innovación y la inspiración de las carreras aunque ahora incorporan rocker, radius y rebound. El nuevo Supershape con Era 3.0 es la combinación de carving de montaña, la tecnología de carreras y un nuevo grado de mecánica de giro y capacidad de esquiar.

Qué es Era 3.0
El objetivo de Era 3.0 es permitir que cada esquiador esquíe mejor y en cualquier terreno. Después de muchos años de test, HEAD ha constado que las ventajas de un esquí de construcción Rocker no pueden ofrecer su máximo rendimiento si no son combinadas con un específico tipo de radio y una salida mejorada. Bajo esa premisa nace una nueva era de esquís que aúna tres mejoras. Llega así la tecnología Era 3.0.

Los esquís Era 3.0 se benefician de la estructura Rocker con el fin de garantizar buenas prestaciones para todo tipo de esquiadores. Los esquís son más manejables y la polivalencia para los terrenos blandos se mejora, de manera que aumentan las posibilidades. Con los esquís Rocker tradicionales es necesario tomar mucho ángulo para poder tomar el giro y acabarlo en la dirección exacta que queremos. Pero HEAD incorpora en sus esquís Era 3.0 un radio progresivo, que requiere un 50% menos de inclinación para garantizar un pleno contacto de los esquís con la nieve.

En los esquís Era 3.0 HEAD ha colocado sus fibras piezo-eléctricas en la parte delantera del esquí con el fin de evitar las vibraciones desagradables de la espátula que sufren los rockers tradicionales.

Si quieres compartir...