• nieve
  • 20 de Feb, 2013

Spyder sigue colaborando con los afectados por el Huracán Sandy

Han pasado ya 100 días desde que la tragedia del Huracán Sandy arrasó la costa atlántica de America del Norte y a día de hoy muchas familias siguen trabajando para recuperar todo aquello que perdieron durante la catástrofe. Ahora después de una tormenta de nieve de récord que ha dejado casi un metro de nieve en las calles, cientos de niños necesitan más que nunca algo con lo que abrigarse.

“Las donaciones para Sandy Relief fueron disminuyendo después de las vacaciones, por lo que pensamos que era el momento de realizar un gran obra “dijo Mary Brennan de Spyder. Hemos contactado con K.I.D.S y SIA de forma que ahora podemos trabajar juntos para dar a los niños ropa de abrigo que les proteja del frío durante este invierno.

K.I.D.S. (Kids In Distressed Situations; en castellano Niños en Situaciones Desfavorecidas) es una organización que dedica todos sus esfuerzos a cubrir las necesidades específicas de los niños y a distribuir los productos de una forma rápida y eficiente, trabajando de forma conjunta con la industria de deportes de invierno. “Nuestra organización es única porque actuamos como un puente para las compañías que quieren donar productos a los sitios que más lo necesitan” dijo Chris Blake, Presidente de K.I.D.S. "No nos limitamos a aparecer en algún lugar con un camión lleno de cosas. Cada producto donado a través de K.I.D.S. se distribuye en función de una planificación realizada a conciencia. Por ejemplo, tenemos un grupo que hace remodelaciones del hogar con origen en Far Rockaway (Long Island) y trabajamos con las familias para determinar sus necesidades exactas en cuanto a las cunas de los bebés, sabanas, pañales, ropa, artículos para el hogar…lo que sea."

K.I.D.S. trabaja con cerca de 5000 empresas, distribuyendo sus productos a más de 2.000 comunidades en todo el mundo. Esta primavera se llegará a mil millones de dólares en donaciones y se estima que han ayudado a más de 70 millones de niños en sus 27 años en la organización.

“En los primeros 100 días, la gente buscaba agua y mantas para sobrevivir. Ahora estamos en la etapa en la que necesitan las cosas para ayudar a reconstruir y reemplazar lo que se perdió en la tormenta. Estamos en una posición única para intentar mejorar la calidad de la vida de los niños” explica Blake. Spyder sigue colaborando por la causa, donando abrigos, medias, camisetas interiores y accesorios de todo tipo.

Si quieres compartir...