• fútbol
  • 11 de Mar, 2012

España, un mercado prioritario para Penalty... y puerta de entrada para su expansión en Europa

Aprovechando la celebración de la Copa de España de Fútbol Sala, la marca brasileña Penalty, proveedora oficial del balón de la LNFS, invitó a una cincuentena de detallistas especializados en fútbol a disfrutar de la competición y, también, de una agradable fiesta en la que los máximos responsable de la marca en España y a nivel Internacional dieron algunas pistas de la estrategia de la marca en nuestro mercado y, también, en Europa, donde Penalty espera posicionarse con fuerza a corto plazo.

El jueves 8, tras disfrutar en directo de unos apasionantes cuartos de final, los detallistas pudieron disfrutar, junto a la prensa y a una amplia variedad de personalidades del mundo del fútbol sala -entre ellas el presidente de la LNFS, Javier Lozano-, de una divertida fiesta en un emblemático local de Logroño. Este punto de encuentro fue el escenario perfecto para que Alex Almeda, director general de Penalty Iberia, y Alexandre Estefano, director internacional de la marca, dieran algunas pistas sobre quién es y hacia dónde quiere ir esta emblemática marca que, en muy poco tiempo, ha ganado tanto protagonismo en nuestro país.

La marca Penalty pertenece al Grupo Cambuci. Líder indiscutible en el mercado brasileño -en el segmento fútbol y, especialmente, en balones- y con presencia en quince países, en mayo de 2011, y como parte clave en su proceso de expansión internacional, cambió su modelo de distribución en nuestro país y puso en marcha su nueva filial española, liderada por Almeda, para reforzar el posicionamiento en “un mercado clave del fútbol sala a nivel mundial y que, además, será la base de ventas para toda Europa”.

¿Por qué España? Para los responsables de Penalty la decisión fue fácil: “Cualquier marca que quiera posicionarse como una marca global del fútbol tiene que apostar por aquellos mercados donde este deporte está más consolidado, y España es, sin duda, uno de los países donde el fútbol tiene mayor tradición y practicantes. Nuestra expansión internacional tenía que pasar, irremediablemente, por ganar fuerza aquí. Es un mercado prioritario. Además, el acuerdo que alcanzamos con la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) para convertirnos en balón oficial de la competición fue un paso determinante para que apostásemos tan firmemente por España".

La apuesta ha sido firme, y buena prueba de ello es la estrategia que ha seguido la marca en cuanto a patrocinios, apoyando a algunos de los mejores jugadores del mundo de fútbol sala –Fernandao, por ejemplo- y, también, apostando por el fútbol 11 con el “fichaje” de Víctor Valdés, portero del FC Barcelona y de la Selección Española. Este fichaje, además, es una clara demostración de que Penalty es mucho más que una marca de fútbol sala. Como señala Almeda, “nuestro objetivo prioritario es convertirnos en una marca global de fútbol, con una oferta de 360 grados. Somos muy fuertes en fútbol sala y tenemos clara que ésa es nuestra esencia, pero también queremos hacernos fuertes en modalidades como el fútbol 11 o el fútbol 7. Queremos poder dar respuesta a todas las necesidades del segmento fútbol en su globalidad. Y hacerlo con todo tipo de producto, desde balones hasta guantes, pasando por calzado y complementos”.

Reconocida a nivel mundial como una marca líder en el universo del fútbol sala, el acuerdo que alcanzó con la LNFS ha sido clave para ganar visibilidad en España, y desde su apuesta por el Fútbol 11, con el fichaje de Valdés, también está ganando protagonismo en este deporte a pasos agigantados. Y la apuesta no acaba aquí, pues como señalan desde la marca “en un futuro tenemos previsto patrocinar algún equipo español de fútbol sala y no descartamos, aunque más a largo plazo, apostar también por el fútbol 11, como hemos hecho en Brasil o Argentina”.

La “europeización” es, sin duda, uno de los objetivos prioritarios de la marca. España es la meca del fútbol sala y la prioridad, en Europa, para la marca. Pero la filial española será, también, la puerta de entrada para ganar terrenos en otros países, “aunque teniendo en cuenta que en la mayoría de grandes mercados europeos el fútbol sala apenas se practica, habrá que posicionarse en ellos de la mano del fútbol 11 y de los balones”. Y parece que el futuro invita al optimismo: gracias al patrocinio de Víctor Valdés, por ejemplo, la marca ya ha recibido varias propuestas para entrar en mercados europeos…
 

Si quieres compartir...   

Galería