• bike
  • 17 de Sep, 2012

Una animada Festibike da vida a Expobike

Los organizadores de Expobike hicieron muy bien –aunque  para muchos haya sido un gran error- en celebrar su primera edición en las mismas fechas que tenía lugar la clásica Festibike. Así, se aseguraban que su único pabellón, con una oferta bastante floja –apenas una decena de marcas representativas- tuviera una cifra aceptable de visitantes, la mayoría de ellos curiosos que, después de recorrer Festibike, se acercaron a Ifema para saber un poco más de este nuevo salón que, con el apoyo –y los patrocinadores- que tiene detrás, es probable que gane peso, sí o sí, en los próximos año.

Festibike, de nuevo con cifras récord
La doceava edición de Festibike ha vuelto a demostrar el buen momento que vive el bike y, también, la buena evolución que está experimentando el salón en los últimos años. Según responsables de la organización, más de 48.000 visitantes se acercaron a Las Rozas para conocer las novedades de las más de los132 expositores y 349 marcas representadas.

Expobike arranca bien
Expobike ha sabido jugar muy bien sus cartas. El ambiente no tiene absolutamente nada que ver y la oferta, insistimos, era muy mejorable, con pocas marcas de referencia en material duro o complementos (casi todas en Festibike), pero las fechas han sido claves para que el encuentro tuviera una buena afluencia de visitantes, que la organización cifra en alrededor de 15.000. El “trasvase” de profesionales de Festibike (tiendas y, sobre todo, expositores que querían conocer el nuevo certámen), y, sobre todo, el gran apoyo institucional y mediático que ha tenido el salón –con un gran seguimiento de los medios audiovisuales nacionales y autonómicos- ha sido clave para que, en su primera edición, este salón haya alcanzado las cifras que ha alcanzado. ¿Habría tenido el mismo éxito si se hubiera celebrado 2 semanas antes o después? Quizás lo comprobemos en una segunda edición…

¿Unión o guerra abierta?
Es complejo saber qué va a pasar en el futuro con estos dos certámenes. Las pocas críticas que recibe Festibike pueden terminar con su más que probable traslado a la Casa de Campo, y es bastante complicado que la nueva feria, por muchos padrinos que tenga, logre poner fin a la que, sin duda, es la feria más dinámica del sector a nivel nacional. Tampoco parece nada probable que se acaben uniendo. Los responsables de Festibike no tienen intención de apostar por Ifema, mientras que los organizadores de Expobike tienen –por razones varias- una vinculación estrecha con el recinto ferial.

Habrá que ver qué pasa el próximo año. A priori parece que las dos ferias volverán a celebrarse, aunque aún no ha trascendido en que fechas, y es probable que unos y otros esperen a que su “competidor” mueva ficha. Tradición y 12 años de éxitos frente a apoyo institucional, buenos patrocinadores, margen para rentabilizar la apuesta e instalaciones casi perfectas. El tiempo dirá quien gana… y esperemos que no pierdan ambos, como ha pasado con otros encuentros duplicados. Ponerse de acurdo parece complicado, pero hay soluciones, y una de ellas seguramente es no defenderse atacando.

De momento, la nota oficial de Expobike sobre el balance de esta primera edición deja entrever que el nuevo salón de IFEMA hará valer sus armas... y atacará a la línea de flotación de Festibike: "En esta primera edición hay que resaltar la enorme satisfacción de los más de 200 expositores y marcas que, por fin, han encontrado el lugar idóneo en el que exponer sus productos y novedades con la calidad que merecen. Sin duda la experiencia de la organización en la realización de este tipo de eventos unido a las magníficas instalaciones de IFEMA, ha contribuido de manera decisiva a lograr el éxito". 

Si quieres compartir...