• agua
  • 18 de Dic, 2008

adidas resciende su contrato con la Federación Alemana de Natación

adidas puso fin a su colaboración con la Federación Alemana de Natación (DSV) tras las críticas vertidas por dos nadadores alemanes durante el campeonato de Europa en piscina corta sobre la falta de competitividad de sus bañadores. "Debido a los recientes acontecimientos, ya no existe base posible para proseguir con nuestra colaboración", lamentó un portavoz de adidas el lunes.

Descontentos con los bañadores diseñados por Adidas, Paul Biedermann y Thomas Rupprath opinaron que estaban en desventaja respecto a las demás naciones participantes en el Europeo, que terminó el domingo en Rijeka (Croacia).

"En el Mundial (en piscina grande) de este verano (europeo) en Roma, no llevaré un bañador Adidas", había advertido Biedermann, que sin embargo se proclamó campeón de 400 metros libres en Rijeka.

"O hay un reglamento único en breve o la federación nos deja elegir libremente la marca", insistió por su parte Rupprath.

El contrato entre la DSV y Adidas expiraba a finales de 2009.

La cuestión de los nuevos bañadores con poliuretano, que mejora la flotabilidad, suscitó polémica en los Juegos Olímpicos de agosto en Pekín y volvió a revolucionar el ámbito de la natación en Rijeka.

La Federación Internacional de Natación reunirá el 20 de febrero en Lausana (Suiza) a los fabricantes de los nuevos bañadores con los que se han batido 55 récords del mundo en piscina grande, 25 de ellos en Pekín, y diez en piscina corta sólo en el campeonato de Europa.

La alemana Britta Steffen, campeona olímpica de 50 y 100 metros libres en Pekín que no compitió en Rijeka, afirmó que ella seguiría confiando en Adidas.

Si quieres compartir...