• tiempo libre
  • 11 de Ene, 2013

DC Shoes apuesta fuerte por España

DC Shoes apuesta por España. La enseña, propiedad del grupo Quiksilver, ha iniciado su expansión en el mercado nacional a través de tiendas propias con dos aperturas en Barcelona y Madrid. Hasta ahora, la marca sólo contaba con presencia en puntos de venta multimarca y una tienda en franquicia en la ciudad de Bilbao.

“La idea es implantar DC en España con una red de puntos de venta propios”, explican desde la enseña. No obstante, desde la marca sostienen que “el ritmo de aperturas no será rápido porque, aunque queremos aumentar nuestras tiendas lo máximo posible, nos conformaríamos con una apertura al año”, debido a la complicada situación que vive el mercado español.

El pasado diciembre se puso en marcha la primera tienda de DC Shoes en España. Ubicada en el centro comercial La Maquinista de Barcelona, el punto de venta integra las colecciones actuales de DC Shoes, tanto para hombre como para mujer, tanto de calzado como de textil, así como material técnico de deportes de tabla como son el snowboard, el skate y el surf y deportes extremos como el motocross o el BMX. La tienda cuenta con una superficie de 135 metros cuadrados.

Un mes más tarde, ha abierto sus puertas el punto de venta de DC Shoes en Madrid, que cuenta con el mismo concepto de tienda, así como de oferta, que el que tiene el establecimiento de Barcelona. Este punto de venta, que cuenta con una superficie de 85 metros cuadrados, está ubicado en el número 3 de la calle Augusto Figueroa esquina con la calle Fuencarral.

“Las tres tiendas que de momento tenemos están ubicadas en ciudades estratégicas para el público de DC en España y el resto de aperturas se enmarcarán en este mismo tipo de target”, confirman desde la enseña.

Toda la expansión de DC Shoes en España se realiza desde la filial que la compañía tiene ubicada en la ciudad de Barcelona y que lidera Bruno Torrado.

Fundada en 1993 en California por Ken Block y Damon Way, DC Shoes comenzó originariamente su andadura empresarial bajo el nombre Droors Clothing Footwear. No obstante, y tras la venta de Droors Clothing, la enseña cambió su nombre por DC Shoes.

 

La marca, que fue adquirida en 2004 por el grupo Quiksilver por 87 millones de dólares (66,37 millones de euros), estuvo a punto de ser comprada por Billabong, principal competidor de Quiksilver.

Quiksilver, que forma junto a Billabong y Rip Curl el tridente de enseñas especializadas en deportes como el surf, ha visto como el mercado europeo ha lastrado el resultado anual de su último ejercicio. No obstante, la empresa ha conseguido remontar unos número rojos que en 2011 alcanzaron los 21 millones de dólares (15,95 millones de euros).

 La facturación del grupo, con sede en California, se elevó un 3%, hasta 2.013 millones de dólares (1.529 millones de euros). En el ejercicio anterior, la cifra de negocio de Quiksilver se elevó hasta 1.953 millones de dólares (1.483 millones de euros).

 Por enseñas, Quiksilver aportó 606 millones de dólares (460,41 millones de euros) a la cifra de negocio del grupo, mientras Roxy y DC lograron unas ventas de 400 millones de dólares (303,90 millones de euros) y de 453 millones de dólares (344,17 millones de euros), respectivamente.

www.modaes.es
 

Si quieres compartir...