• Actualidad Nacional
  • 27 de Ago, 2018

El ecommerce español facturará 28.000 millones de euros en 2018

El volumen de negocios del comercio electrónico español creció hasta los23.905 millones de euros empujados por una tasa de crecimiento del 25,2% el pasado año. No obstante, se espera que estos datos aumenten en el próximo ejercicio, con una facturación pronosticada de 28.000 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 17%.

Así, según el estudio ‘2018 Spain Ecommerce Report’, realizado por Ecommerce Foundation, la proporción de compradores online en España está creciendo constantemente y se espera que sea del 62% en 2018.

El alojamiento de viajes y vacaciones representa la mayor proporción de compras minoristas electrónicas en España (37%), seguido de cerca por ropa y artículos deportivos (31%). La mayoría de las compras en línea suceden en el rango de precios de entre 100 y 499 euros. Los hombres gastan en promedio más (91 euros) que las mujeres, y casi la totalidad (95%) de los usuarios compran en computadoras de escritorio.

En lo que respecta a las redes sociales, Facebook es el líder del mercado en España, con casi el 30% de la población con una cuenta. Sin embargo, el sitio web oficial de la marca sigue siendo la principal fuente de influencia cuando se compra, con el 51% de los consumidores mirando antes de comprar, en comparación con el 27% en todas las redes sociales.

Dado que el 83% de las compras en línea se realizan dentro del país, los consumidores españoles prefieren encarecidamente comprar en tiendas en línea en español. Cuando se trata de compras transfronterizas, mientras que los porcentajes de compras desde países de la UE y fuera de la UE se mantuvieron bastante similares desde el año pasado, sorprendentemente las compras de países de origen desconocido aumentaron al 10%.

Con un alto nivel de penetración de internet (88%) y un crecimiento demográfico sustancial esperado, el potencial del comercio electrónico en España es alto. “Aunque aún no podemos predecir qué traerá la situación política con Cataluña, hasta el momento no parece haber afectado el comercio electrónico y España sigue siendo el mayor mercado en línea del sur de Europa”, explican en el informe.

Los consumidores españoles parecen estar bastante satisfechos con sus tiendas en línea habituales, encontrando menos problemas en comparación con la media de la UE. La razón principal (98%) por qué las personas compran en línea es la conveniencia. Los factores de precio y economía también son los principales impulsores a la hora de elegir una tienda en línea.

Los consumidores españoles saben que viven en un país grande, por esta razón, el tiempo de entrega de dos a tres días es normal y esperado. Si un proceso de entrega rápido no es tan importante como en otros países, el costo de entrega es la principal prioridad para los consumidores españoles y definitivamente algo a tener en cuenta como minorista electrónico.

Cuando se analizan los pagos en línea, hay una fuerte preferencia (77%) por servicios de pago en línea de terceros, como Paypal. Este factor, junto con una fuerte aceptación de los protocolos de seguridad en línea, indica una falta relativamente alta de confianza de los consumidores españoles. Por lo tanto, la seguridad cibernética y la protección de datos deberían ser una preocupación central para los minoristas en línea que desean vender en España.

Si quieres compartir...