• Actualidad Nacional
  • 01 de Jun, 2018

Ternua presenta su proyecto de prendas deportivas tintadas con cáscaras de nueces

La marca española Ternua continúa dando pasos en su carrera en post de la sostenibilidad. El pasado 30 de mayo presentó en la Diputación Foral de Gipuzkoa su proyecto de reutilización de cáscaras de nueces para elaborar tintes naturales. Esta iniciativa ha contado con el apoyo del Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa y con la Asociación de la Sidra Natural de Gipuzkoa. Esta idea se le ocurrió a Ternua en 2017 cuando comenzó a investigar sobre la posibilidad de introducir en sus prendas tintes naturales a partir de residuos agrícolas.

Así lo explica Edu Uribesalgo, Director de Innovación de la marca: “Actualmente los tintes provienen del petróleo, algo que no es para nada respetuoso con el medio ambiente. Ternua es una marca comprometida con el medio ambiente y queríamos buscar una alternativa para reducir el uso de químicos en nuestras prendas. Sabíamos que se podía producir tinte natural partiendo de un desecho agrícola. Lo primero que se nos vino a la cabeza fueron las cáscaras de nueces de las sidrerías. Hablamos con la Asociación de la Sidra Natural de Gipuzkoa y aceptaron colaborar. Nos pusimos manos a la obra. Encontramos una empresa donde triturar las cáscaras en Tudela y contactamos con Archroma para valorar la posibilidad de que nos hicieran ese proceso químico de transformación de la cáscara en tinte natural. El resultado final son unas camisetas y sudaderas muy sostenibles, tanto para hombre y mujer. De hecho, son las prendas más sostenibles que hemos creado ya que están hechas con algodón reciclado, proveniente de otras prendas ya en desuso, mezclado con poliéster reciclado de PET, y tintadas de forma natural”.

Cabe recordar que durante la temporada de sidra en Gipuzkoa se consumen entorno a 50.000 y 55.000 kilos de nueces cuyas cáscaras son vertidas en la fracción orgánica. Pues bien, Ternua junto a sus colaboradores, han creado unos cuencos específicos para el proceso de recogida de las cáscaras de las nueces, disponibles en varias sidrerías de Gipuzkoa. Cada día el personal de la sidrería deposita las cáscaras en un contenedor que el Departamento de Medio Ambiente ha facilitado para ello y luego se lleva triturar. Hasta el momento se han recogido 300 kilos de nueces con las que Ternua va a poder hacer hasta 10.000 prendas.

Esta iniciativa es un claro ejemplo de economía circular y muestran la importancia de trabajar en red entre empresas, entidades y organismos públicos y privados de cara a minimizar el impacto de una actividad industrial en el medio ambiente. Así lo ha comunicado el Diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, en la rueda de prensa de hoy: “Cada vez son menos los recursos disponibles y es necesario que la industria cambie sus procesos y sitúe la sostenibilidad y la lucha contra el Cambio Climático en la cabecera de sus modelos de negocio. En definitiva, debemos empezar a hacer ropa con un impacto positivo para el planeta y nosotros desde el Departamento de Medio Ambiente les vamos a apoyar en estos proyectos que suponen el inicio del cambio”.

Estas prendas sostenibles tintadas de forma natural a partir de las cáscaras de nueces recogidas en las sidrerías vascas irán en una colección cápsula dentro de la colección internacional de Ternua primavera verano 2019.

Si quieres compartir...