• Actualidad Internacional
  • 14 de Feb, 2018

Kering conservará el 15,85% de las acciones de Puma durante seis meses

El grupo francés ha decidido convertirse en un “pure player del lujo” y, tras haber anunciado su proyecto para separarse de la marca deportiva hace unas semanas, ha aprovechado la presentación de sus resultados anuales para detallar el proceso que llevará a cabo.

Kering, que a través de sus filiales dispone del 86,25% de las acciones en circulación de Puma, ha decidido conservar el 15,85% de estas. “Como complemento de la distribución de un dividendo ordinario anual de 6 euros por acción, se propondrá a los accionistas de Kering, con motivo de la asamblea general del 26 de abril de 2018, pronunciarse en cuanto a una distribución excepcional de 10 523 276 acciones de Puma (de las 12 891 834 con las que cuenta actualmente Kering, y de las que se quedará con el 15,85%)”, ha explicado el grupo en un documento de referencia. El pago se llevará a cabo el 16 de mayo, según la cotización de la Bolsa de la acción de Puma en la Bolsa de Frankfurt.

Artemis, el holding de la familia Pinault que posé el 40,9% de Kering, ha anunciado que conservará el 29% de las acciones de Puma. La flota pasará a tener el 55% frente al 14% actual.

El objetivo es claramente asegurar el futuro de la marca y de las acciones. Durante la presentación anual de los resultados de Kering, Jean-François Palus, director general y delegado del grupo, ha detallado las fuerzas de Puma. El directivo ha subrayado la recuperación llevada a cabo durante los últimos años por los equipos de Bjorn Gulden. “Esta trayectoria se traduce en una fuerte progresión de la cifra de ventas, del 39% entre 2013 y 2017 y la multiplicación por 3,9 del resultado operacional. Así como el aumento de la capitalización en bolsa de 2 000 millones durante este periodo”, ha precisado.

Jean-François Palus ha enumerado los modelos que mejores resultados han dado a la marca y las estrellas de la música y/o de las redes sociales. El ejecutivo ha presentado también el potencial de crecimiento de Puma, que se ha “posicionado para ser competente a corto y medio plazo”. La marca, que realiza el 80% de su actividad a través de las ventas al por mayor, puede desarrollar su red de marca y lanzar una nueva plataforma ecommerce para el desarrollo de su canal de distribución.

La perspectiva de mejora del margen operacional de Puma, que es del 5,9% en 2017, será también un argumento para convencer a los accionistas de Kering para validar el proyecto del grupo. La operación de pago de un dividendo de 1,25 euros por acción aportará 126 millones de euros a Kering. Además, el grupo ha precisado que “sobre la base del cierre de la Bolsa de las acciones de Puma el 29 de diciembre de 2017, la plusvalía consolidada se colocará en 325,5 millones de euros antes de impuestos y a 316,2 millones de euros después de impuestos”.

El acuerdo estipula que Kering se compromete a conservar durante seis meses sus acciones y Artemis lo hará durante al menos un año. A modo indicativo, Kering salió de la Fnac en 2013, pero Artemis cedió su parte en Fnac-Darty en el verano de 2017.

Fuente: fashionnetwork

Si quieres compartir...