• Actualidad Nacional
  • 18 de Ene, 2018

OPINIÓN: Premiumización, por Andrés de la Dehesa

La Premiumización parece ser una nueva tendencia en gran consumo: estamos dispuestos a pagar más por productos Premium. Esto se desprende del estudio ‘Pautas de comportamiento del consumidor en Navidad’ publicado por EAE Business School en base a datos de Nielsen, que señala que la tendencia hacia la Premiumización se extiende a un amplio rango de categorías de productos, incluyendo, no sólo los de compra esporádica y duradera, sino también los de consumo cotidiano.

Por ejemplo, la adquisición de “leches” de todo tipo, pagando un importante sobrecoste sobre los precios habituales, se está trasladando a todo tipo de productos de gran consumo. Un 42% de los consumidores de todo el mundo estamos dispuestos
a pagar más por productos elaborados con ingredientes orgánicos y naturales, un 39% por productos elaborados de forma
‘eco-friendly’, y casi un 31% por productos vinculados con prácticas responsables en algún ámbito de su producción o comercialización.

Los consumidores más jóvenes (Generación Z, Millennials y Generación X) son más propensos a afirmar que están dispuestos a pagar más por aspectos como altos estándares de calidad, un desempeño superior, o ingredientes orgánicos o totalmente naturales. Esta tendencia va a influir, y mucho, en el consumo de los productos deportivos, porque todo lo vinculado a natural, saludable y sostenible, empieza a ser para muchos consumidores, determinante a la hora de tomar sus decisiones de compra. Un ejemplo sería el incremento de la lana merino.

Asimismo, también lleva aparejada, a su vez, un creciente deseo de productos que ofrezcan una experiencia total. Ello supone poner el foco especialmente sobre cómo los productos hacen sentir al consumidor, trascendiendo la mera funcionalidad que el producto debe satisfacer.

De esta nueva gama de productos Premium se espera que ofrezcan beneficios muy concretos, muy especializados, mejorados o exclusivos, y muy centrados en el impacto emocional o experiencial sobre el usuario. Ya estamos todos observando el importante auge de los “relojes inteligentes”… Además, por el lado de la oferta, la proliferación de marcas nuevas e innovadoras también está impulsando el crecimiento en el segmento Premium. La marca Lululemon sería un buen ejemplo en el ámbito del yoga, pilates…

Si quieres compartir...