• Actualidad Nacional
  • 04 de Ene, 2018

OPINIÓN: Un buen año, por Jaume Ferrer

Recién empezado 2018 ya podemos afirmar que el sector cierra el ejercicio 2017 con muy buen sabor de boca. Los principios no fueron fáciles, con muchas dudas en los tres primeros meses del año, pero se acaba con los ánimos bastante altos por las buenas sensaciones que está generando este esplendido inicio de la campaña invernal, con todas las estaciones de esquí funcionando a pleno rendimiento… y con frío cuando toca. Estas buenas sensaciones culminan un año que, según las primeras estimaciones de Sport Panel, podría cerrarse con un crecimiento superior al 7%.

Entre los principales factores que han propiciado este nuevo crecimiento global del sector hay que destacar principalmente el factor tiempo: por fin nos ha acompañado la climatología y esto ha ayudado mucho, no solo a las ventas, sino también a los márgenes. Nuestro sector es muy sensible al refranero de “año de nieves, año de bienes”.

Por actividades deportivas, hay que destacar el buen comportamiento experimentado por los deportes que, en los últimos ejercicios, han tirado del carro. Modalidades como el bike, el pádel, el running o determinadas actividades outdoor siguen teniendo un gran tirón entre los españoles. Pese a que su comportamiento, como era previsible, no ha sido tan positivo como el de los últimos años, estos deportes han vuelto a ser el motor del sector, sobre todo de su parte más atlética. Mención especial a deportes menos masivos que han cogido un buen ritmo de crucero, como el submarinismo, el roller (patines de todo tipo, skate, etc..,), el pádel surf, el kit surf y otros deportes activos que cubren el hueco que han dejado las marcas surferas tradicionales de las boardshops. Por categorías el calzado ha vuelto a ser el gran motor del deporte y, también de la parte más vinculada al sportwear que, tras sufrir su crisis más severa, ha vuelto a ganar fuerza. Y precisamente este ha sido uno de los aspectos más relevantes de este 2017: la gran apertura de tiendas especializadas en calzado urbano (muchas bajo la etiqueta de sneakers). Y apenas acaba de empezar.

Otro factor determinante para que el sector cierre un año más en positivo es la fuerte expansión que, en superficie de venta, han llevado a cabo algunos de los grandes operadores del sector, sobre todo, Sprinter/JD y Decathlon -en su vertiente City-. El crecimiento de Sprinter desde que la británica JD entró en el accionariado ha sido, simplemente, espectacular. Para ambas partes. Y este 2017 ha sido uno de sus mejores años. 2018, además, augura mayores crecimientos, sobre todo si acaba de hacerse realidad la alianza con Sport Zone, que puede ser una de las más importantes que se han dado en el sector en los últimos años.

En cuanto a las grandes marcas, dos noticias han marcado este 2017. Por un lado, el punto y final al litigio que mantenían Under Armour con su distribuidora en España (y la consecuente creación de la filial ibérica de la marca) y, por el otro -y esa es seguramente la noticia del año-, el cambio radical de estrategia de Nike, que ha anunciado una reducción drástica de clientes (quiere pasar de 30.000 a tan solo 40 grandes cuentas) y, también, de oferta. Los plazos aún no los ha definido, pero, sin duda, la decisión de la marca norteamericana tendrá un efecto dominó y puede suponer, cuando empiece a materializarse, uno de los grandes puntos de inflexión en la historia del sector.

2017 cierra con muy buen sabor de boca y 2018 arranca con muy buenas expectativas. El tiempo, por ahora, acompaña, y el consumo parece que se mantiene al alza. Además, es año de Mundial, y eso siempre se acaba notando…

Si quieres compartir...