• Performance
  • 02 de Nov, 2017

Buff crea un tipo de Merino Wool para cada intensidad de frío

Una de las principales novedades de la línea Sport AW1718 de Buff es la nueva clasificación de los productos de lana de Merino. Este tipo de fibra única, extremadamente transpirable y resistente a los malos olores de forma natural, se viene utilizando por la marca desde hace muchas temporadas.

La lana merino es ideal para todas las condiciones meteorológicas, desde el principio del otoño, cuando todavía puede hacer calor, hasta pleno invierno cuando las bajas temperaturas reinan todos los días. Para ofrecer la máxima protección posible para cada momento del invierno, Buff ha clasificado sus productos Merino Wool de acuerdo a la intensidad del frío: el Light Merino Wool (125g/m²), el Mid Merino Wool (250 g/m²) y el Heavy Merino Wool (600g/m²).

Light Merino Wool

El Light Merino Wool es ideal para practicar actividades al aire libre de baja/media intensidad en climas cálidos. En este caso, la lana merino mantiene el frescor al transportar la humedad de la piel a la superficie de la prenda. Las fibras de la lana merino previenen los olores de manera natural y, además, se trata de un producto eco-friendly, ya que está libre de mulesing. Su diseño sin costuras hace que esta prenda multifuncional sea confortable y evite las irritaciones en la piel. Este modelo también está disponible con un diseño Slim Fit, para los cuellos más finos y estrechos (22,5cm).

Mid Merino Wool

Por su parte, el Mid Merino Wool también está pensado para actividades de baja/media intensidad, pero en climas ligeramente más fríos. La lana merino absorbe la humedad para regular y mantener la temperatura corporal. Al igual que el Light Merino Wool, estos modelos previenen los malos olores y están fabricados sin costuras, para aumentar al máximo la comodidad.

Heavy Merino Wool

El Heavy Merino Wool es el accesorio ideal para practicar deportes como el trekking, el senderismo y montar a caballo en condiciones climatológicas extremadamente frías. En estas situaciones, la lana merino utiliza la humedad que absorbe del medio ambiente para generar calor. Sus fibras onduladas contienen millones de bolsas de aire que retienen el calor del cuerpo. Su peso total es de 600g/m² y está compuesto por dos capas 100% merino de 300g/m² cada una.

Si quieres compartir...