• Ferias
  • 21 de Sep, 2017

Unibike arranca con el optimismo intacto

A pesar de la ausencia, un año más,de algunas grandes marcas como Scott, Specialized o Giant, el primer día de la cuarta edición de Unibike se ha cerrado con un relativo buen sabor de boca. La feria ha abierto este jueves sus puertas con una oferta de más de 500 marcas. En esta primera jornada, que como el este viernes, ha sido exclusiva para profesionales, se ha podido percibir bastante tráfico aunque los expositores no se han mostrado demasiado contentos y, como era previsible, el público ha sido excesivamente local.

Organizada por IFEMA y AMBE, Unibike tiene una ocupación de 30.000 metros cuadrados entre superficie de exposición y zona exterior de actividades. Pese a haberse ampliado los horarios exclusivos para profesionales -se ha ganado la mañana del jueves-, el encuentro sigue volcado con los visitantes no profesionales, a los que propone atractivas actividades más participativas que en años anteriores, y este es un elemento que muchos agradecen puesto que era algo que estaba pendiente.
En cualquier caso, en esta primera jornada los pasillos han tenido bastante tráfico de detallistas. Muchas reuniones, relaciones públicas y, por ahora, expositores y visitantes con el optimismo intacto. Al final, pese a que Eurobike es quien da el pistoletazo de salida de la temporada, la escasa presencia de detallistas españoles en el salón alemán convierte a Unibike es una alternativa necesaria para el detallista nacional, aunque muchas tiendas –sobre todo las grandes- ya conocen muchas de las colecciones que se exponen en la feria de Madrid, la visión global que da Unibike y, sobre todo, la posibilidad de compartir sensaciones, preocupaciones y proyectos con las marcas y con otros detallistas, es única.

A falta de ver como acaba esta edición, con muchas esperanzas puestas en lo que pueda suceder sábado y domingo, es obvio que entre marcas y detallistas sigue el debate sobre la viabilidad de este modelo mixto. Y la verdad es que es una respuesta compleja. Algunas compañías valoran muy positivamente poderse mostrar al público, sobre todo aquellas que necesitan construir marca, pero entre las grandes del material duro, la verdad, la fórmula genera muchas dudas. Dudas que, en un futuro, pueden convertirse en su renuncia a acudir a la feria. Y el efecto dominó puede ser muy peligroso. Sin las marcas de bicicletas, por mucho apoyo que se tenga de los fabricantes de textil, calzado o complementos, Unibike no tiene ningún sentido. Igual que Eurobike. La problemática es la misma.

Pero el modelo no es el único pero que se puede poner a este encuentro. O mejor dicho: que las marcas ponen a este encuentro. Hay dos aspectos en los que todos los expositores consultados coinciden y, sin duda, los organizadores de la feria deberían poner encima de la mesa: los precios y los servicios. Y, viendo como apunta de alto cierta feria nacional, es posible que Unibike tenga que replantear algunas maneras de hacer.

Sobre el precio, es obvio que todo el mundo quiere pagar menos de lo que paga, pero el elevado coste del metro cuadrado ya ha provocado algún abandono importante y está a punto de provocar algunos más. Las inversiones que se exigen son, para muchos, excesivas, sobre todo si la rentabilidad no es la esperada. Y es probable que el modelo, las fechas y su excesiva “localidad” ayuden muy poco a que la inversión tenga un buen retorno.

Si quieres compartir...